• Regístrate
Estás leyendo: La bandera del cambio
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 07:42 Hoy

Capitolio

La bandera del cambio

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

Miguel Riquelme recurrió al maniqueísmo y abrazó el cambio como bandera para suceder a Rubén Moreira, de quien es favorito. La apuesta es arriesgada, pues el término lo utiliza el PAN para romper ese ciclo. El alcalde con licencia es una extensión del moreirato, pregonan Guillermo Anaya, Isidro López, Luis Fernando Salazar y Marcelo Torres en las redes sociales.


Para Riquelme hay un cambio bueno: el del PRI, pues permitió “haber pasado de un estado violento” a uno seguro; y uno malo: el del PAN, con el cual, desde su perspectiva, la delincuencia se instaló en México y Coahuila. Sin embargo, es al exgobernador Humberto Moreira y colaboradores suyos a quienes testigos protegidos de Estados Unidos e investigaciones periodísticas señalan de haber permitido la expansión del narcotráfico en el estado, en particular de los Zetas, a cambio de dinero.


Para Riquelme, el buen cambio empezó con Rubén Moreira: “es la atracción permanente de inversiones (…); el reconocimiento y engrandecimiento de los derechos humanos; (…) comprometerse a no retroceder”. El cambio bueno es el PRI, no el PAN, según su punto de vista.

Entre el minuto 11:22 y 11:39 de su tercer informe, algo distrajo al alcalde. Hizo una pausa, gesticuló, miró al teleprompter, apretó los labios. El público lo advirtió y empezó a aplaudir. Riquelme retomó enseguida el hilo del discurso. ¿Qué pasó por su mente en esos instantes eternos?

Después de una alcaldía débil y ausente como la de Eduardo Olmos, Riquelme llenó vacíos y sustituyó la mano izquierda por la mano dura. El gesto suave, por el rostro duro. Su gestión divide opiniones. El mantra de hoy es la seguridad: “Los resultados están a la vista”, dijo el alcalde, “los índices delictivos siguen a la baja. Hicimos realidad lo que parecía imposible. (…) La mala noticia es que hay ciudades en otros estados que se decían libres de ese mal, pero hoy, desgraciadamente, han regresado a ser víctimas de la violencia”.


No hace falta decir que esos municipios y entidades votaron por el mal cambio. Riquelme quiere ser gobernador y propone el cambio bueno para “no retroceder”


gerardo.espacio4@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.