• Regístrate
Estás leyendo: De futbol y debates
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 15:49 Hoy

Capitolio

De futbol y debates

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

Festejos como el de este lunes en la Comarca Lagunera, por el sexto título del Santos, reflejan la urgencia de triunfos y la necesidad de creer en alguien de una sociedad castigada por mucho tiempo. El vacío de liderazgo y de autoridad lo llenan jugadores de un deporte espectáculo. La celebración, tanto en el trayecto como en la Plaza Mayor, se desarrolló en orden. Estampa contrastante: del terror por la balacera del 21 de agosto de 2011 frente al estadio, al júbilo en una ciudad, Torreón, que empieza a dar signos de recuperación después del docenio negro del moreirato.

El futbol, como religión moderna, concita pasiones, pero también hermana y viste las ciudades de colores, las cubre de luces y de cantos. La Laguna no tiene un himno, pero el Santos sí.

Su camiseta la visten hombres y mujeres de todas las edades. Es un símbolo de identidad. Imposible ser lagunero y no santista.

Mercadotecnia y fetichismo marchan de la mano. Al final, sin embargo, todo es vacuidad.

Después del campeonato y de la fiesta, vendrá la resaca.

Levantar la copa de campeón eleva también el espíritu, reconcilia fugazmente con un mundo injusto, egoísta, violento, insolidario, pero tampoco resuelve nada. Si con igual devoción se acataran las leyes y con el ardor de las tribunas se defendieran los derechos políticos, civiles y humanos; si la reacción en cada despeje del portero visitante fuera la misma para con los políticos corruptos y los enemigos de la paz y la convivencia social; si con exacto rigor se juzgara al director técnico y a las autoridades incompetentes, que endeudan al estado y envilecen la política, Torreón y la comarca lagunera volverían a ser ejemplo nacional. Si el sexto título se pudo, también es asequible tener un equipo ganador y ser una sociedad exitosa.

El problema es que mientras el futbol emociona e inspira a las masas, la política provoca náusea. El segundo debate presidencial, según el INE, lo vieron 12.6 millones de personas; la audiencia de la final del torneo de apertura 2017 fue de 22 millones.

La Copa Mundial de Rusia empezará el 14 de junio, y el primer juego de México será el 17 contra Alemania. Las campañas presidenciales pasarán entonces a segundo o tercer plano. Culpa de los candidatos, no del árbitro.


gerardo.espacio4@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.