• Regístrate
Estás leyendo: Darte cuenta duele
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 22:47 Hoy

Semillas de conciencia

Darte cuenta duele

Gabriel Rubio Badillo

Publicidad
Publicidad

Con el tiempo, la manera en que la vida te muestra las cosas que en verdad importan, se vuelve más cruda. Los cabellos blancos y los brazos flaquitos de la gente que amas, te despiertan y te cobran la cuenta, de saber que los años se los están llevando. Con el tiempo comienzas a lamentar los tantos momentos perdidos. Sus pasos son cada vez más lentos; pero sus días se pasan cada vez más rápido.
Con el tiempo, la cama del hospital te estampa en la cara tus malos modos con esas personitas frágiles, cuya salud se marcha al igual que el otrora brillo en su mirada. Ahora sí tienes tiempo de mirarlos. Ahora sí quisieras escucharlos con toda la calma del mundo, pero su voz ha empezado a apagarse. Y ya casi no los oyes. Y ahora, a ti te sobra la atención y el tiempo, y te falta dónde echar la angustia.
Con el tiempo, concluyes que darías todo lo que tienes, por oír sus historias que antes te cansaban. Pero nada ha de devolverte lo que el calendario devoró a su paso. Ahora dices que darías tu vida entera, a cambio de su salud y fuerza, pero antes, la soledad se los fue comiendo. Porque tú no tenías tiempo. Porque la prisa y las ocupaciones te consumían a ti. Darte cuenta duele. Viajaste tan lejos. Subiste tanto. Te complicaste tanto las cosas y tenías en tu nariz lo que sí vale.
Valora cada manía y cada terquedad, cada gesto desesperante de la gente que amas: ¿acaso no lo sabías? Son las cosas que más vas a extrañar cuando ya no estén. Pregunta al que ya lo vivió. Pregúntale cómo se vive con el arrepentimiento, cada noche bajo la almohada.
Con el tiempo... descubres que eso es lo que menos tienes: tiempo.
Detente ya. Perseguir afuera el sentido de la vida, es una rotunda estupidez que se paga con muchas lágrimas. Ámalos ahora. Abrázalos ahora. Búscalos ahora.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.