• Regístrate
Estás leyendo: La simulación del gasto electoral
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 16:53 Hoy

Paideia política

La simulación del gasto electoral

Gabriel Corona

Publicidad
Publicidad

Uno de los elementos que más llaman la tención durante las campañas electorales en México son los gastos realizados por los partidos políticos. Es común que destaquen por lo cuantioso de sus montos. Sin embargo, las cifras dadas a conocer hace dos días por este mismo periódico son dignas de análisis. 

Una de ellas destaca: el estado de México es la entidad donde más se gasta en las campañas, muy por encima de la Cd. de México, Jalisco, Veracruz o Puebla, que le siguen entre los que más erogan recursos de este tipo . Y muy lejos de Tlaxcala, Aguascalientes, Colima, Baja California Sur o Campeche, los estados donde menos se gastó en campañas. 

Aquí se gastaron 317.5 de los 2 mil 574.4 millones destinados a campañas locales en todo el país, es decir , el 12. 3 por ciento del total, lo cual parece lógico con el tamaño de su padrón electoral, pero no con el gasto real, que tradicionalmente se ejerce en la entidad. Es bien sabido la enorme cantidad de recursos que se destinan a los comicios en el estado de México. 

Pero este no es el único dato sorprendente. Otro que llama mucho la atención es que el de este año es el gasto más bajo en campañas electorales de los últimos tiempos. Supuestamente solo gastaron 53. 4 por ciento de los 594.2 millones de pesos de los disponibles para las campañas de diputaciones y ayuntamientos, es decir poco más de la mitad, siguiendo el ejemplo de la elección de 2017. 

El ejemplo extremo fue Vía Radical, un partido local creado artificialmente en 2016. Sus candidatos a diputados locales y alcaldes informaron al INE que hicieron campaña con dos y hasta cuatro pesos cada uno; sólo una candidata aceptó usar 800 pesos durante los 35 días que duró la promoción del voto en la entidad. 

Incluso los dos candidatos ganadores que tuvo ese partido, en Atlautla y Mexicaltzingo, supuestamente gastaron sólo dos pesos cada uno para convencer a los electores de esas localidades de llevarlos a la presidencia municipal. Es decir que no gastaron ni lo de un litro de gasolina o un pasaje en microbús. 

Todos los demás aseguran haber gastado esa cantidad, es decir que en total el partido reconoció ante el órgano de fiscalización un ejercicio de mil 480 pesos directo en campañas, de los 3.6 millones de pesos que les dieron para la promoción del voto ¿Alguien podría creer tal mentira? La pregunta es dónde quedó lo demás Es necesario acabar con la simulación del gasto electoral. Urge que los partidos rindan cuentas reales.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.