• Regístrate
Estás leyendo: Nuestro derecho a elegir
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 07:54 Hoy

Paideia

Nuestro derecho a elegir

Gabriel Castillo Domínguez

Publicidad
Publicidad

Cuando tomé la decisión de renunciar a la militancia partidista hace algunos años dejé muy claro, en la postura que hice pública, que ello no significaba renunciar al ejercicio de los derechos ciudadanos, entre los que se cuenta el de votar para elegir a nuestros gobernantes y/o representantes populares. Sigo convencido de que la credencial de elector es un instrumento que, bien utilizado, puede lograr cambios verdaderos en sociedades como la mexicana que lo piden a gritos. De ahí que en elecciones de la importancia de la que tendrá lugar este domingo, votar se convierte en un acto de libertad, de coraje cívico, que nos permite tomar en nuestras manos las riendas del futuro. Hay mucho que hacer por este país, las cosas no pueden seguir igual y no basta con quejarnos. Ni la desidia ni la indiferencia tienen cabida en esta coyuntura. Será un error abstenernos y mantenernos como espectadores. Los mexicanos debemos salir a votar hoy masivamente, a expresar nuestra preferencia por el candidato que garantice la puesta en marcha del proyecto de Nación al que aspira la mayoría de los ciudadanos, totalmente distinto a lo que hemos vivido de 1982 a la fecha bajo el esquema neoliberal.


Nadie puede arrebatarnos el derecho a elegir. Hagámoslo valer con la confianza de que hoy concurren factores que no estuvieron presentes en otras elecciones: 


1) la mayoría de la gente no se ha dejado atemorizar con las campañas del miedo; 2) las redes sociales han jugado y jugarán un papel relevante y 3) acudirán a votar por primera vez muchos jóvenes que desean un cambio verdadero. Estos son algunos elementos que nos permiten documentar nuestro optimismo. Nos llevan a pensar que ha valido la pena mantener la esperanza y a tener la seguridad de que mañana estaremos iniciando una nueva era en la historia de México.

Si queremos que nuestros hijos y nietos vivan en un país mejor, con menos desigualdad, con posibilidades de bienestar, con menos corrupción, no dejemos que otros decidan por nosotros. Demos el ejemplo para inculcar a las nuevas generaciones el interés por lo público, por el país. ¡No nos quedemos en casa, salgamos a votar! Convirtamos este domingo en una fiesta democrática, con entusiasmo y alegría que se contagien. 


Lo que parecía una utopía está a punto de volverse realidad. Y será posible por el carácter, el coraje, la decisión que seamos capaces de mostrar el día de hoy. Ese es nuestro derecho y no debemos renunciar a él ni equivocarnos. 



gabriel_castillodmz@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.