• Regístrate
Estás leyendo: Verano
Comparte esta noticia

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

Verano

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

Cuando me preguntan sobre el clima de mi tierra digo que tenemos dos estaciones: el verano y el tiempo de calor. En la recta final de julio, habiendo sufrido ya cuatro meses de calor el chiste parece más cierto que nunca. Lo cierto es que las cuatro estaciones canónicas suceden en Europa y quizá en algunas partes de Canadá y de los Estados Unidos.

Si seguimos el paso del tiempo no con el termómetro sino con las manifestaciones de la vida podremos ver que hay más de dos estaciones. El calendario cambia el paisaje visual y sonoro y olfativo, con cambios más ricos que el cambio térmico que, como digo, aquí no cambia mucho.

El verano es tiempo de frutos aunque sigue siendo tiempo de flores. Caminando por el Cañón de Fernández estos días podemos encontrar frutos de muchas formas y colores. El granjeno, de frutas pequeñas, dulces y de color naranja y el tecomblate, de frutos más grandes, casi negros son comestibles. Con frutos muy parecidos a los del tecomblate hay una enredadera llamada uvas de tlacuache que no probé al ignorar si son comestibles.

El trompillo aún no produce frutos, esas caniquitas amarillas que de niños arrojábamos al fuego para que tronaran y que en los ranchos se usan para cuajar la leche y hacer queso. La que sí producía ya frutos era otra solanácea con unas flores como las del trompillo pero mucho más pequeñas y delicadas y que ya mostraba tomatitos rojos. El trompillo y su pariente los registré con mi cámara pero no con mi boca. Las solanáceas son famosas por la producción de alcaloides que envenenan. En este paseo veraniego en el Cañón de Fernández se pueden ver otros miembros de esta familia como el tabaquillo, tóxico y el toloache, sumamente tóxico. Plantas de las que hay que cuidarse aunque pertenezcan a la misma familia que el tomate, el chile, la papa y la berenjena.

Un paseo en el verano por los parajes del Cañón de Fernández son también ocasión para echarnos un clavado en esta maravilla que es la vida y sus tiempos. Una maravilla que nos rodea por los cuatro costados.


(twitter.com/fvaldesp)

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.