• Regístrate
Estás leyendo: La experiencia vial
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 11:37 Hoy

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

La experiencia vial

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

Le propongo un ejercicio fácil. Cruce a pie Independencia y Colón, Cuauhtémoc y Revolución o cualquiera de los bulevares de Cuatrocaminos. 

Dígame si se sintió seguro, dígame si sintió que Torreón lo considera a usted el usuario privilegiado de la calle. Según el reglamento de movilidad, los peatones deberían ser las reinas y los reyes de la calle. Los coches, los parias. 

Pero la autoridad, empezando por el alcalde, no tiene idea de que esto es así y, si tiene idea, le importa un comino.

Esto es grave. A la autoridad -al alcalde- no le importa su seguridad ni la de los suyos. Le importa la velocidad y la comodidad de la minoría que se mueve en coche. Una minoría de la que ellos forman parte. 

La acusación no es banal ni gratuita. El alcalde ya pasó a comisiones del cabildo la solicitud de que se revisen al alza los límites de velocidad de aquellas vialidades donde más siniestros viales, más muertos y más heridos graves hay.

Ruedas del Desierto, organización a la que pertenezco, hizo un ejercicio hace una semana: medir la velocidad de los vehículos en las dos vías que la autoridad quiere volver más mortíferas: el camino al TSM y el Periférico. 

Los resultados son espeluznantes: Camino al TSM 88 de 99 vehículos transitaban a una velocidad excesiva. 

En el periférico, 99 de 100. En el TSM, esa plácida mañana de sábado casi una cuarta parte de los vehículos volaban a más de 80. En el periférico, más de la mitad.

La Organización Mundial de la Salud declaró a la década que termina en 2020 el Decenio de la Seguridad Vial. La OMS reconoce a la velocidad como el factor más importante en los siniestros con muertos y heridos graves. 

La primera medida que sugiere la OMS es reducir la velocidad. La autoridad no lo sabe o no le importa. 

Durante esa mañana de sábado no dejaba de darnos un vuelco el corazón cada que veíamos a un niño, a una mujer, a un hombre cruzar esas vías jugándose la vida. 

Pronto su riesgo será mayor, como mayor será el número de muertos y heridos graves, de no rectificar el alcalde su peligrosa propuesta.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.