• Regístrate
Estás leyendo: Personas nuevas
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 06:27 Hoy

Siete puntos

Personas nuevas

Francisco Gómez

Publicidad
Publicidad

1. Cuando Fox ganó la presidencia, en el año 2000, inició su gestión con una propuesta que fue bien recibida por la opinión pública: un equipo de Head Hunters (reclutadores de ejecutivos prominentes o cazatalentos) se encargaría de invitar a directores de empresas para convertirse en funcionarios públicos, encargados de altos puestos en su administración. Para competir con sus posiciones ejecutivas tendrían que pagarles, cuando menos, los mismos salarios y otorgarles prestaciones semejantes. De lo contrario no aceptarían.

2. La propuesta del guanajuatense tenía sentido si lo que se pretendía era dotar de eficiencia administrativa a la función pública. Así se evitaba la añeja práctica priista que capacitaba a un Secretario de Educación para que también lo fuera de la Secretaría de Hacienda. Esta profesionalización en las más altas áreas de gobierno trajo consigo que se dispararan los salarios y las prestaciones. Tal práctica se extendió a otras esferas de la administración pública, y también se subieron los salarios de diputados, senadores…

3. …alcaldes, gobernadores y, sobre todo, trabajadores del poder judicial. Va solo un ejemplo. De acuerdo con el Presupuesto de Egresos, un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación gana $651,741 pesos al mes, casi ocho millones al año.Un poco más abajo están nuestros representantes en el Congreso. La justificación de tales ingresos se basa en la competencia profesional que necesita quien ocupe ese puesto, y el riesgo de que sea corrompido o amenazado. Más allá de este criterio salarial que, repito, puede ser válido en el…

4. …ámbito empresarial, no aparece otro dato fundamental: el ideal del servidor público que considera su trabajo como una vocación. Y es que, en teoría, quien quiera dedicarse al servicio público lo hace por una orientación altruista que no debe tener, por fuerza, quien labora en una empresa. De ahí que los actuales ingresos de los funcionarios públicos irritan al grueso de la población, que debe sobrevivir con cantidades muy inferiores. Es por ello que la propuesta de AMLO, de reducir los salarios de la alta burocracia, me parece acertada.

5. Es cierto que la austeridad en la función pública no erradicará, por sí sola, a la corrupción. También lo es que se necesita mucho más de los ahorros planeados para respaldar a otros proyectos sociales. No puede descartarse, de la misma manera, el que la reducción en salarios y prestaciones favorezca lo que se pretende combatir: la corrupción. Igualmente, se corre el riesgo de que el funcionario público se apropie el famoso dicho: como medio-me-pagan, medio-trabajo, favoreciendo la ineficacia y pésima calidad en el servicio.

6. Lo anterior nos lleva a una conclusión: quienes acepten trabajar en el gobierno de AMLO, con salarios y premios inferiores a los que pudieran devengar en una empresa, necesitarán poseer una verdadera vocación de servicio. Y no solo ellos, sino sus familias. La tarea parece ingente en una cultura acostumbrada a considerar un empleo en el gobierno como una ruta para el enriquecimiento y no como una oportunidad para hacer el bien a los demás. El proyecto AMLO necesita de hombres y mujeres nuevos, diferentes. ¿Los hay?

7. Cierre ciclónico. Una niña de ocho años acaba de ser asesinada en Juárez. Además de la tragedia en sí misma, hay que sumar la lentitud con la que se activó la alerta Amber. La sospecha fundada de que el crimen pudo ser evitado, si las autoridades hubieran actuado de inmediato, fortalece la idea de que los vacíos surgidos entre las administraciones saliente y entrante provocan estas desgracias. Unos, preocupados por llevarse lo que puedan; otros, ansiosos por el botín que esperan; ambos ajenos a las desgracias de la gente pobre.

papacomeister@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.