• Regístrate
Estás leyendo: Los otros 100 días de gobierno: Claudia Sheinbaum
Comparte esta noticia
Lunes , 20.05.2019 / 13:54 Hoy

Columna de Francisco Abundis

Los otros 100 días de gobierno: Claudia Sheinbaum

Francisco Abundis

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Es la primera vez desde 1997 que la Presidencia de la República y la Jefatura de Gobierno pertenecen al mismo partido —en este caso Morena. Por poco más de 20 años el entonces Distrito Federal había sido gobierno de oposición al federal. En principio, este escenario de colaboración debería representar beneficios para Ciudad de México por tener mayor coordinación entre ambos órdenes de autoridad...

Claudia Sheinbaum es la primera mujer en ganar dicha posición en una elección. Si bien Rosario Robles fungió como jefa de Gobierno de 1999 a 2000, fue por la designación, cuando Cuauhtémoc Cárdenas se registró como candidato a la Presidencia de la República. Éste es el primer liderazgo femenino al frente de la entidad emanado de un proceso electoral.

Es muy revelador observar las diferencias en los niveles de aprobación entre el Presidente y la jefa de Gobierno, así como las diferencias entre diferentes jefes de Gobierno en el tiempo. De acuerdo con la encuesta realizada en vivienda en Ciudad de México a finales de febrero de este año, 65% de los capitalinos aprueba la forma en que la jefa de Gobierno realiza su trabajo. Este porcentaje de aprobación es menor al registrado por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien, de acuerdo con los datos de la encuesta en Ciudad de México, cuenta con 80% de apoyo entre los capitalinos.

Otra diferencia entre ambos es la intensidad de la aprobación. El 36% dijo aprobar “poco” a Sheinbaum y 29% la aprueba “mucho”; en cambio, los que aprueban “mucho” a AMLO llegan a 58%. Es decir, a pesar de que ambos ganaron en el mismo proceso electoral y pertenecen al mismo partido, existe una diferenciación en la evaluación de ambos gobiernos por parte de la ciudadanía.

Si analizamos los datos históricos de los últimos jefes de gobierno electos, vemos cómo Sheinbaum tiene porcentajes de aprobación más bajos en comparación con Miguel Ángel Mancera, quien generó una gran expectativa. Mancera llegó a tener 80% al inicio de su mandato. Aun así los de Sheinbaum son más altos que los que registró Marcelo Ebrard en sus primeros días de gobierno, pues arrancó con 40% y fue subiendo paulatinamente.

AMLO y Ebrard son los dos ex jefes de Gobierno que lograron mantener a lo largo de sus administraciones porcentajes de aprobación más altos que los negativos. En el caso de Mancera vemos como a la mitad de su mandato fue mayor su desaprobación que la aprobación.

Parametría ha realizado tres mediciones desde la toma de protesta que tuvo lugar en diciembre de 2018, cuando asume el cargo Sheinbaum tenía 58% de aprobación, en enero subió diez por ciento para llegar a 68%, en febrero descendió a 65% aunque la diferencia entre una y otra medición está dentro del margen de error. La encuesta publicada por El Financiero en marzo de este año muestra datos similares de aprobación con 63%, por lo que hay coincidencia en las mediciones. Llama la atención que no haya más encuestas públicas sobre la aprobación de la jefa de Gobierno, a diferencia de las que sí se han publicado sobre la aprobación del Presidente.

Por otro lado, la identificación que tiene Sheinbaum entre la ciudadanía comenzó a incrementarse a partir de enero del año pasado, cuando pasó de ser recordada por entre 13 y 46% a 66%, es decir, tenía muy bajos niveles de recordación entre las personas. Después de la elección, en julio de 2018, ocho de cada diez capitalinos ya sabían quién era ella, la campaña la posicionó. En febrero de este año 78% de encuestados la identifica, este porcentaje puede incrementarse a lo largo de su gestión, pero hoy no llega a niveles de conocimiento de 90%, que se pueden esperar por el cargo que desempeña.

En cuanto a la opinión que la gente tiene de ella, la misma es bastante sólida, ha ido creciendo el porcentaje de los que la evalúan de manera positiva, lo que implica que tenga una opinión efectiva considerable al llegar a 46%. Claudia nunca ha tenido opiniones negativas altas y esta buena opinión puede seguir creciendo de continuar la tendencia, su imagen se ha ido construyendo en el último año y medio.

En lo que se refiere al ánimo que tienen las personas de Ciudad de México, hay un panorama alentador. Siete de cada diez personas consideran que el país (67%) y Ciudad de México (66%) van por el camino correcto, esta percepción permea también al siguiente nivel de gobierno, que son las alcaldías. A nivel alcaldía, 55% considera que van por el camino correcto. Por primera vez desde hace por lo menos cinco años, las personas en Ciudad de México consideran que vamos por el camino correcto. Este estado de ánimo optimista puede facilitar la implementación de diversas políticas públicas.

En conclusión podemos afirmar con estos números que los ciudadanos distinguen bien los dos liderazgos, el de la jefa de Gobierno y el del Presidente, aunque sean del mismo partido. Este último ha generado más expectativas, y las de la primera, aunque están 15 puntos abajo, no dejan de ser altas.

La ciudadanía en la capital es con mucho la más crítica del país, por ello los números reportados no son menores. En la medida en que la jefa de Gobierno adquiera más identidad en su conocimiento se va a ir diferenciando más del Presidente. Como en el resto del país, es muy probable que hoy su capital político sea producto del liderazgo presidencial, el reto es que con el tiempo ese sea un capital propio.

Nota metodológica: Encuesta en vivienda. Representatividad: Ciudad de México. Número de entrevistas: 400 encuestas realizadas cara a cara del 23 al 26 de febrero de 2019. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: (+/-) 4.9%. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: las secciones electorales reportadas por el INE. Población objetivo: personas de 18 años en adelante con credencial para votar que al momento de la entrevista residan en Ciudad de México.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.