• Regístrate
Estás leyendo: YouTube y la Generación Alpha
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 11:33 Hoy

Pixeles

YouTube y la Generación Alpha

Fernando Santillanes

Publicidad
Publicidad

Los niños que nacieron a partir de 2010, esos que son cien por ciento digitales de modo nativo y que han dado sus primeros pasos incluso después de haber tocado su primera pantalla táctil, ahora conforman la llamada Generación Alpha.

Se cree que ésta será la que lleve a la humanidad a una nueva etapa de generación y consumo de bienes y contenidos digitales; que vivirá en el mundo de internet de las cosas como algo natural; que no concebirá su mundo sin un gadget y que, por supuesto, obtendrá todo cuando y como quiera, pues crecerá con todos los servicios on demand.

Los casos del Momo Challenge y de los comentarios pederastas en videos de YouTube, donde aparecen niños, dan pie a una reflexión sobre la nueva responsabilidad digital que debemos tener como padres de esta generación, pues lo primero que se ha hecho es culpar a YouTube de su falta de control y capacidad de filtrar estos contenidos en una plataforma pública.

Lamentablemente, ante la gran cantidad de contenidos que se producen por minuto para subir a sitios de videos on demand o streaming, es casi imposible que los algoritmos consigan filtrar todo aquello que, por ejemplo, la televisión convencional aún logra con clasificaciones A, B o C para determinar el público apto para cada programación.

A veces, a pesar de la gran cantidad de información que tenemos como papás sobre el uso educativo que pueden tener los smartphones y las tabletas, decidimos no aprovecharlo y nos es más fácil desbloquear o, peor aún, dar como regalo una tableta o teléfono a un niño para que “juegue sus juegos o vea sus videos”. Así, ahora las nuevas “nanas” digitales son páginas o apps de videos que se usan de modo indiscriminado para entretener a la Generación Alpha.

El Momo Challenge ha sembrado paranoia y preocupación entre padres de todo el mundo que temen que sus hijos vean estos videos en medio de episodios de Peppa Pig, pero tal vez habría que preguntarnos cuántas veces nos hemos dado el tiempo de revisar a conciencia los canales de YouTube que ven nuestros hijos, de poner límites de tiempo y de ser partícipes de la diversión en línea de los niños, en vez de solo culpar a algoritmos y plataformas.

Como padres, debemos no solo estar pendientes, sino saber cómo funcionan estas plataformas, entender y encontrar la manera de tener una convivencia digital sana con una generación que no podemos impedir que crezca con estos gadgets y plataformas. Hay que aprender a decirles que, así como hay que cuidarse cuando salen a la calle, también hay que hacerlo cuando entran a su nuevo mundo de nativos digitales.

fernando.santillanes@milenio.com
Twitter: @santillanes

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.