• Regístrate
Estás leyendo: La justicia laboral en Coahuila
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 07:56 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

La justicia laboral en Coahuila

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

El 1° de mayo, Día del Trabajo, se conmemora a los Mártires de Chicago, de 1886, que murieron a manos del gobierno por reclamar la jornada de 8 horas como máximo, para que los trabajadores tuvieran el tiempo suficiente y bastante para dormir ocho horas, y las ocho restantes para ingerir sus bebidas y alimentos, atender su aseo personal, y pasar unas horas con su familia.

Por un lado, Chicago era la segunda ciudad más industrializada de Estados Unidos; por lo que tenía cientos de miles de trabajadores; y por otro, era la época en que las ideas de Carlos Marx y Federico Engels, expuestas en El Capital y en el Manifiesto Comunista de 1848, y la encíclica Rerum Novarum (de las cosas nuevas) del Papa León XIII, en 1891, concientizaron a los trabajadores.

Esa concientización no solamente fue en Europa, Estados Unidos y otros países, sino también llegó a México, a fines de ese mismo siglo XIX y principios del XX, en que los obreros de las minas de Cananea, Sonora, en de 1906, y de las fábricas textiles de Río Blanco, Veracruz, en 1907, pidieron jornadas máximas de 8 horas y salario mínimo.

Para que fueran concedidas sus peticiones esos obreros mineros y textiles hicieron estallar huelgas, que como si tipificaran delitos, y no formas legítimas de luchas laborales, fueron reprimidas sangrientamente por el gobierno de Porfirio Díaz; y que también se conmemoran en México en el Día del Trabajo.

No todos los gobiernos han respetado los derechos de los trabajadores, que como la dinámica de la misma sociedad, son progresivos; pues en la medida de la modernización, crecen las necesidades y en consecuencia los obreros requieren de mayores y mejores ingresos laborales para satisfacerlas; para lo cual algunos se organizan en sindicatos para tener más fuerza legal para hacer valer sus derechos laborales.

En el actual gobierno en Coahuila, donde la secretaria del Trabajo licenciada Norma Leticia González Córdoba, y su actual subsecretario licenciado Francisco Javier Ramos Jiménez, quien como Presidente transformó para bien la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en Torreón, en donde ahora –como nunca en su historia- se privilegia la conciliación y se señalan fechas para audiencias hasta en menos de dos semanas; es de justicia decirlo, han hecho de la entidad un Estado con cientos de miles de empleos bien remunerados, gracias a la estabilidad y la paz laboral que caracterizan a Coahuila.


rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.