• Regístrate
Estás leyendo: A un año de las elecciones estadounidenses
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 08:27 Hoy

Fronteras de la ciencia

A un año de las elecciones estadounidenses

Fernando Fuentes

Publicidad
Publicidad

“Pobre México: tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”
Porfirio Díaz

Un año atrás, en el primer número de la revista “Ruiz-Healy Times”, me referí a la victoria de Donald Trump de aquel martes negro del 8 de noviembre, al que ahora conmemoraremos como si de un aniversario luctuoso se tratara. El tema de mi artículo giró en torno a la raja política y al escarnio del que Donald Trump fue objeto en México. Siempre tuve la sensación de que al ahora presidente no se le había dado su justa dimensión, pues en lugar de tomarlo con seriedad, al verlo como una posibilidad lejana, se le hizo bullying político sin tener un plan B en caso de que ganara.

Por ello dije que el caso Trump era una “fábula negra”, cuya moraleja nos dio una lección sobre el complicado mundo de la política donde no hay que dar nada por escrito. También aseguré que aquel martes negro evidenció a la clase política mexicana, hubo quienes muy “valientemente” hicieron campañas anti-Trump y hasta lo insultaban; ahora esas “voces valientes” apenas y se atreven a susurrar el nombre de Trump.

Desde que el orden mundial se vio amenazado a raíz de la llegada de Trump, hemos atestiguado cómo las risas burlonas de los políticos mexicanos se transformaron en suspiros angustiosos. Si algo ha quedado claro, a 12 meses de haberse celebrado las elecciones presidenciales de USA, es que mientras el showman esté en la oficina oval, no dejará de ser una amenaza latente en la estabilidad económica, social y política de nuestro país.

Los discursos de Trump han pasado de lejanas promesas de campaña a la realidad. La construcción del muro, el fin del TLC, la amenaza a la vida de los migrantes, la salida de tratados en pro del medio ambiente, la destitución del Obamacare, las sanciones contra las ciudades santuario... ya no son meras ocurrencias que aparentemente sólo servían para enardecer los ánimos de los simpatizantes en los actos de campaña, ahora Trump lucha contra viento y marea para llevar a cabo sus promesas sin importar los medios para conseguirlo.

FRONTERAS DE LA CIENCIA

Bien recibida por la comunidad politécnica la designación de Mario Rodríguez Casas, como director general del IPN, para el periodo 2017-2020, quien se desempeñaba como director de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas. El hecho que se trate de un director de una escuela emblemática de esta casa de estudios, fortalece su nombramiento, pues su historial profesional radica en una amplia experiencia en cargos relevantes dentro del IPN.

Sin embargo, recibe una papa caliente el bioquímico Rodríguez Casas, pues su antecesor no dejó resuelto los temas para lo que fue llamado, incluso para muchos politécnicos, fue mal vista la designación entonces de Enrique Fernández Fassnacht. Por lo mientras, le deseamos mucha suerte al nuevo director general del IPN….

*Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio México de Periodismo 2013. Director de la revista Medicina Científica.
ferfuentesmty@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.