• Regístrate
Estás leyendo: Compatriotas de oro
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 03:35 Hoy

30-30

Compatriotas de oro

Fernando Fabio Sánchez

Publicidad
Publicidad

Parece ya una costumbre que el cuarteto de mexicanos de oro, Iñárritu, Cuarón, Del Toro y Lubezki (y quizá deberíamos incluir a Prieto para completar el quíntuple) aparece en la lista de los Óscares con un montón de nominaciones. Y lo más importante es que no sólo llegan a la prestigiada lista, sino que también se quedan con los premios. 

 
Quién sabe cómo se formaron esos artistas que nacieron en nuestro país, dirían algunos, pero que sigan dando línea y renovando las fórmulas del hacer cinematográfico. Ellos han dado el salto que no ha podido dar la selección mexicana, el “equipo de todos”. 


En efecto, este puñado de hombres se han hecho presentes en las últimas 6 ceremonias con filmes que han cambiado los paradigmas mundiales, desde la líquida Gravity (2013) a la sentimental La forma del agua (2017), pasando por la obsesión kúbrica de El Renacido (2015) y desembocando en la onírica Roma (2018). Prieto contribuyó con el bello diseño óptico de Silence (2016), que no por eso es mayor o menor a su colega de corral, el Chivo, quien se llevó premios en tres años consecutivos de 2014 a 2016. 


Éstos han logrado los sueños inalcanzables, y trabajaron con los actores y creadores más apuntalados del planeta; se han vuelto homólogos de nuestros directores de siempre y han puesto los sonidos del español y a México en la boca del mundo. Asimismo, han vuelto visibles a un grupo de actores hispanos, en especial mexicanos, en los escenarios más vistos, como es el caso de Diego Luna y de Yalitza Aparicio, entre otros. 


Es tiempo de que en México se acepte sin dudas el talento de estos artistas, cuyas visiones se generaron a la par del sueño global mexicano de los 90, y que aprendieron a hacer cine en nuestro país, influidos por diversas cinematografías, incluyendo la mexicana de los 70, en la que sobresalen esos tres grandes, Ripstein, Leduc y Cazals, y por la novela experimental mexicana de los 60 y del Boom Latinoamericano. 

 
Que lluevan Óscares sobre Roma y que Yalitza levante la estatuilla del triunfo y que el mundo sepa una vez más que en México el talento no sólo se escribe en güerito. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.