• Regístrate
Estás leyendo: Copa américa 2016 (XV): Directo a penales
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 12:01 Hoy

Sonido & visión

Copa américa 2016 (XV): Directo a penales

Fernando Cuevas

Publicidad
Publicidad

El segundo encuentro de la fase de cuartos resultó más apretado de lo presupuestado. El conjunto peruano mantuvo su capacidad de ir contra los pronósticos y le planteó un juego lleno de enredos al virtuosismo colombiano, esta vez por debajo de sus capacidades habituales. El resultado a lo largo de los noventa y pico minutos fue de escasa llegada y exceso de lucha en la mitad de la cancha, lejos de las desiertas porterías.

El capitán James produjo la de mayor peligro con disparo al poste de angustiante curvatura cuando ya se habían escurrido 25 minutos. No más alternativas claras, a pesar de la insistencia de Cuadrado, de la rotación en las posiciones y de los movimientos al frente en busca de escabullirse de los aplicados defensores peruanos, usualmente superiores en número a los atacantes cafetaleros.

Para la segunda mitad, Perú buscó adelantar un poco la línea sin demasiado convencimiento con Cueva como emisario a campo enemigo, donde un Guerrero no podía provocar peligro para la puerta rival. Los colombianos mostraron un extraña inconsistencia y el partido empezó a entrar en la zona definitoria: ambos equipos apostaron más por cuidar la propia portería que visitar la contraria y la apuesta quedó en los tiros penales.

Una atajada de Ospina con el pie, mostrando gran capacidad de reacción tras lanzarse a un costado ante un tiro que iba al centro, y un yerro de Cueva, quien mandó la pelota por arriba del arco, sentenciaron la eliminatoria a favor del equipo colombiano, con tiempo para reagruparse y enfrentar la semifinal. Perú se despide con toda dignidad por el esfuerzo realizado, sobre todo ante equipos que en el papel lucían superiores.

EURO 2016 (IX): REACOMODOS

Resultados que van ubicando a los equipos en diferentes zonas de probabilidad: desde los que están cada vez más lejos hasta los que se encuentran prácticamente dentro, pasando por los que se jugarán todo en el último encuentro de la fase de grupos.

EL DESPERTAR BELGA

Los diablos rojos reaccionaron a la derrota contra Italia como se esperaría de un equipo con su capacidad. Insertando algunos cambios en el esquema y entendiendo rápidamente el partido, se lanzaron encima de la meta irlandesa, si bien no generando tanta opción de alarido, sí ejerciendo un dominio de ésos que van mellando de a poco la meta enemiga. La República de Irlanda intentaba utilizar sus tradicionales armas de choque y juego aéreo con escasos alcances. El primer medio pareció un paciente ejercicio de ablandamiento.

Para la segunda parte se recogieron los frutos cuidadosamente cultivados. Ahora sí se empezó a reflejar el dominio muy pronto con la puntual anotación de Lukaku tras gran descolgada ejecutada por DeBruyne; la tónica se mantuvo y otra punzante ofensiva terminó con testerazo de Witsel, convirtiendo el corazón del área enemiga en territorio propio. Y ya para confirmar, el propio Lukaku recibió un pase en la soledad gracias a otra carrera implacable, para convertir el tercero y definitivo, a pesar del esfuerzo irlandés que se mantuvo hasta el último instante, sin recompensa.

LA SOBREVIVENCIA ISLANDESA

Pocos fuera de la gélida y apacible isla (hasta antes de la crisis global del 2008), apostarían que los islandeses llegarían al tercer partido con posibilidades para clasificar, después de alcanzar el empate frente a portugueses y húngaros. Y contra éstos últimos, por poco consiguen los tres puntos si no hubiera sido por un autogol en la agonía del partido, que les da prácticamente el pase a los centroeuropeos. Si bien los magiares tuvieron el balón 2/3 partes del tiempo, la definición acabó resultando angustiosa tras un trámite disputado y desarrollado con faltas serias que produjeron tres amonestados por bando.

Tuvo más opciones Hungría pero Islandia generó una clara que salvó muy bien el venerable arquero, pasada la media hora de juego; sin embargo, unos minutos después cometió un error en el despeje y provocó un penal, dándole la ventaja y la esperanza a los isleños con buena ejecución de Sigurdsson. Para la segunda parte, el equipo norteño aguantó a los rivales en el campo y en las gradas, lanzando bengalas que pusieron en peligro el partido: incluso el capitán húngaro tuvo que ir a pedir calma a los rijosos. Cuando estaba por estallar el júbilo islandés, un desafortunado autogol de Saevarsson con error del arquero incluido dejó el marcador igualado.

PELEADOS CON EL GOL

Los portugueses buscaron apurar la búsqueda del tanto para evitar los problemas vividos contra Islandia. Por su parte, los austriacos salieron con las precauciones que el caso ameritaba, después de una dolorosa derrota frente a los húngaros. Alguna llegada de los de blanco al inicio y después casi todo corrió por cuenta de los lusitanos, produciendo llegada pero otra vez errando el toque definitivo. Mientras que los de rojo insistían una y otra vez, los de blanco jugaban con el conservadurismo de la situación imperante, apostando por la desesperación y desánimo de su rival.

Para la segunda parte, la figura del portero Almer se fue agigantando ante los embates de los rivales, particularmente de Crisitiano Ronaldo, luchando con agradecible ímpetu y decisión: un disparo en particular, lanzado con una fuerza inaudita y una colocación de peligro absoluto, fue salvada con una lanzada a ras de tierra con un brazo extendido de fortaleza inflexible. Y para confirmar la negación del gol, hasta un penal estrellado en el poste por parte de la estrella del Real Madrid, formó parte de este concierto de imposibilidades y precipitaciones que terminaron en la segunda igualada sin tantos del torneo.

cinematices.wordpress.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.