• Regístrate
Estás leyendo: ¿Light o espeso?
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 19:22 Hoy

Caleidoscopio

¿Light o espeso?

Federico Ramos

Publicidad
Publicidad

Creo que la nueva postura del Estado mexicano respecto a las drogas, significa un avance, modesto si se quiere, pero al fin un avance. No sólo por la posibilidad de aumentar el gramaje de posición de la yerba o de la posibilidad del uso medicinal de esta, sino por la clara aceptación del gobierno de que la política del "prohibicionismo" ha fracasado. Ha tomado décadas de muertes, violencia y desgracias de cientos de miles de personas darnos cuenta que prohibir el consumo de cualquier cosa no funciona. Hasta ahí todo va bien.

Sin embargo, creo que llegamos a esa conclusión tarde, como nos suele suceder en casi todo lo que importa, pero de perdida entramos de lleno en una nueva etapa que enfrenta retos muy importantes. El chiste no es solo pronunciarse sobre algo tan delicado como el consumo de las drogas en un foro como la ONU, sino definir con inteligencia cómo habremos de enfrentar, hacia el futuro, ese desafío.

En los paises que tienen leyes sensatas la posesión de la mariguana en exceso a lo permitido, no implica detener al consumidor para llevarlo de inmediato ante un ministerio público o un juez, con la amenaza clara de prisión, sino que la misma policía, in situ, tiene la obligación de imponerle una multa económica, como si fuera una infracción de tránsito o de cualquier otro tipo, evitando meter al ciudadano e ese siniestro tobogán que significa detenerlo, coaccionarlo, amenazarlo con cárcel y finalmente extorsionarlo para evitar mayores daños.

Lo novedoso sería que el Estado procediera de manera audaz. Que fuese más allá de implementar medidas en apariencia vanguardistas, cuyo lucimiento pasajero está garantizado, pero que se quedarían cortas en reconocer que el diablo está en los detalles. Tenemos una gran oportunidad relativa a la posibilidad de por primera vez intentar proteger al ciudadano del abuso de la autoridad, no teniendo que obligar al ciudadano a buscar un "amparo" que cuesta obtenerlo, sino a que la sanción sea lisa y llanamente emitir al infractor una multa.

Eventualmente tendremos que llegar al punto de aceptar, como ya sucede con el consumo de alcohol, que cada quien es libre de usar su cuerpo como desee y empezar a vernos como adultos y no como niños.


federicoramos@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.