• Regístrate
Estás leyendo: Oponer, conspirar y madrugar
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 02:21 Hoy

Juego de espejos

Oponer, conspirar y madrugar

Federico Berrueto

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

A mis soledades voy, de mis soledades vengo, porque para andar conmigo me bastan los pensamientos: Lope de Vega

Lo que más necesita el Presidente son contrapesos. El desenlace de la elección le dio una sólida fuerza parlamentaria. Se la dieron los votos y, también, el oportunismo y la debilidad de los opositores. AMLO tiene más adhesiones parlamentarias de las que le dio el sufragio. El contrapeso del Congreso no ha venido de la oposición sino de un Senado coordinado por un hábil y astuto político del Morena. Aun así, la fuerza del Presidente hace que el balance por el Senado sea ocasional.

Los partidos históricos viven su peor momento. El PRD transita por una agonía rápida, el PRI por otra lenta. El PAN tiene más margen, más para sobrevivir que para ganar, como se verá con la derrota en Baja California y Puebla, estados gobernados por éste. Aún así, en perspectiva, el PAN tiene mejores condiciones que cualquiera de los otros partidos.

Morena no es un partido, propiamente; es un movimiento en torno a López Obrador. Lo fue para ganar la Presidencia y lo es ahora para dominar el espacio político. Es un proyecto hegemónico en su sentido gramsciano, pero a diferencia del pasado, sometido al caudillo, a la persona, no a quien es presidente.

Es impensable que el contrapeso venga desde el equipo de gobierno. El Presidente tiene colaboradores buenos y algunos de excelencia. Pero hasta ahora los mejores no pueden moderar los recurrentes errores y excesos presidenciales. Incluso hay quien da rienda suelta a la adulación como el secretario de Turismo, Miguel Torruco, quien es, por el momento, el campeón del culto a la personalidad, a tal extremo que ha obligado al Presidente a corregirle. Un funcionario pleno de ignorancia y soberbia. Por no defender a su sector las malas cuentas son su destino. De esos deberá cuidarse, y mucho, López Obrador.

Necedad e incompetencia van de la mano. El directivo de la IATA tuvo que decirle al secretario de Comunicaciones el error de operar con tres aeropuertos a raíz de la cancelación del de Texcoco. Jiménez Espriú pudo haber convencido al Presidente sobre los inconvenientes de la cancelación, como sí lo intentara Alfonso Romo; hizo justamente lo contrario, lo alentó y le hizo incurrir en una solución dudosa y muy costosa. Ahora vendrá con el cuento de los inconvenientes de Texcoco, inocua manera de salvar cara por el error y sus graves consecuencias.

El gobierno no enfrenta conspiradores sino madrugadores. De quien más debe cuidarse AMLO es de los incompetentes en casa o de los oportunistas, casi siempre serviles y a la vez traidores. De inocentes es el grupo diverso que se integró con la idea de servir de contrapeso, cuando en realidad se trataba de adelantar la candidatura presidencial de Javier Corral. Los que más daban pronto se bajaron y dejaron expuesto al madrugador mayor. Algunos incautos de buena fe se quedan, otros se aprovechan como el abogado Paulo Díez, acusado de extorsión, engaño financiero y documentado beneficiario de la corrupción de los últimos días de Calderón presidente con el tren de La Bestia y de Peña Nieto gobernador con la empresa Infraiber, personaje a quien antes Corral promovió para ser candidato a diputado por el PAN.

El gobierno necesita contrapesos y de una verdad con valor expuesta. Los empresarios organizados, por culpa o por falta de arrestos, con alguna excepción, no dan ni para defender sus propios intereses. Confunden al país y también al Presidente. Le apoyan de palabra, pero no invierten porque no tienen confianza. El Presidente les cree y es un error; más le ayuda una voz valiente como la de Gustavo de Hoyos, que las expresiones cuidadas de muchos de ellos. Lo mismo puede decirse de las voces en los medios. Decir lo que se debe, fuerte y claro, sin miedo, es el mejor contrapeso.


fberrueto@gmail.com

@berrueto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.