• Regístrate
Estás leyendo: NUEVA LEGISLATURA
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 21:25 Hoy

Opinario

NUEVA LEGISLATURA

Fabián Rodríguez

Publicidad
Publicidad

La llegada de Miguel Sámano Peralta a la coordinación del Grupo Parlamentario del PRI en la Legislatura mexiquense representa la etapa más importante, hasta el momento, en la relación entre los poderes Ejecutivo y Legislativo del actual gobierno mexiquense encabezado por Alfredo Del Mazo Maza.

Sámano Peralta tomará posesión como presidente de la Junta de Coordinación Política al inicio del octavo periodo ordinario de sesiones, el próximo 1 de marzo, y el primer acto protocolario que encabezará con el mandatario estatal será en la entrega de la Presea Estado de México, al día siguiente 2 de marzo.

Aquí afinarán la diplomacia entre poderes y mostrarán ante la clase política que su relación será cercana en un año electoral, primordialmente preocupante para el priismo, tras los resultados favorables de Morena en el territorio estatal durante los pasados comicios del 2017.

Sámano Peralta simboliza también en el ajedrez político, una de las piezas claves del PRI para enfrentar las elecciones. El diálogo entre los partidos políticos, al interior de la Jucopo, será fundamental para las decisiones legislativas en el proyecto de Alfredo Del Mazo, insisto, en un año toral para las proyecciones del actuar del gobernador.

En pocas palabras, Sámano Peralta deberá entregar a otro priista la presidencia de dicha junta, y para ello el tricolor deberá ser mayoría en la próxima LX Legislatura.

Con él se sientan las primeras bases de la operación política que el Comité Ejecutivo Estatal del PRI prevé ante los comicios del primero de julio próximo.

LA CONFORMACIÓN DE LA LX

El escenario político en la LX Legislatura se encuentra prácticamente consolidado. Las fuerzas están definidas desde antes de que los próximos comicios se realicen.

Dario Zacarías Capuchino se consolida como uno de los actores más fuertes, de mayor acercamiento y entera confianza de Alfredo Del Mazo, quien en su momento lo palomeará como coordinador del PRI.

En el PAN, los conflictos se arreglaron apenas la semana pasada con la reelección de Anuar Azar, quien muestra su liderazgo y capacidad de estrategia y cabildeo, que lo lleva a ser propuesto en la primera posición de las candidaturas plurinominales a la diputación.

El PRD, por su parte, será coordinado por el actual dirigente estatal Omar Ortega Álvarez, quien también afianzó su liderazgo al ser uno de los impulsores en la figura de Juan Zepeda, quien avanzará hacia el Senado.

Por su parte, al interior de Morena, el nombre de José Maurilio Hernández se toma muy en serio para ocupar la coordinación de la bancada que, de acuerdo con las estadísticas electorales, podrán obtener 21 diputados en la próxima legislatura. Maurilio Hernández ya fue coordinador de una bancada, la del PRD, en la LV Legislatura.

Esperemos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.