• Regístrate
Estás leyendo: El PRI, en la hoguera de sus vanidades
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 04:06 Hoy

Opinario

El PRI, en la hoguera de sus vanidades

Fabián Rodríguez

Publicidad
Publicidad

La icónica novela del escritor y periodista Tom Wolfe, “La hoguera de las vanidades”, revela las finas costumbres de la alta sociedad en Nueva York de los años ochentas y cómo el dinero y la fama de su personaje principal Sherman McCoy, le resultan inútiles para salvarlo en situaciones desfavorables.

Al escuchar a la dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Alejandra Del Moral Vela, hablar del cambio de una estrategia en la elección de dirigentes partidistas, así como de la designación de los próximos candidatos para algún puesto de elección popular, no puedo más que hilar ambos contextos.

Alejandra Del Moral aceptó en conferencia de prensa que  estos ejercicios tradicionalmente se han asignado a través de las famosas "cuotas, por grupos y por expresiones” lo que notoriamente fue el principio de la inconformidad de la militancia durante la pasada elección a alcaldes, diputados, síndicos y regidores en donde eligieron a los mismos candidatos y a las mismas figuras, inclusive, hijos de personajes en el poder como fue el caso del secretario general de Gobierno, Alejandro Ozuna Rivero.

Otro ejemplo: en Toluca dos ex presidentas y el propio alcalde en turno buscaban hacerse tanto de la presidencia municipal como de las dos diputaciones con Fernando Zamora Morales, María Elena Barrera Tapia y Martha Hilda González Calderón, respectivamente. Como éste, un sinfín de casos a lo largo y ancho del territorio estatal.

Con la separación del “aliado” Verde Ecologista, los priistas inconformes encontraron una salida rápida y aleccionadora hacia el tricolor para escuchar las voces que claman, desde hace varios comicios, una consulta a la base para elegir a los mejores perfiles y no, a los mismos rostros.

Hoy con su discurso de reestructuración, Alejandra Del Moral ve la oportunidad de reinventarse como partido “pero no solamente con la renovación de caras, sino también es de actitudes”, aseveró, con la idea de que los que se quedaron en el tricolor, podrían tener la oportunidad de crecimiento.

Sin embargo, resulta preocupante que dicha posibilidad no se pueda concretar pues, en sus palabras, no tiene una varita mágica, "hay que ser francos, no será de la noche a la mañana”, asegura.

Entonces... ¿cuál es el mensaje a la militancia? ¿Habrá consulta a la base o no?; ¿el PRI eliminará las famosas cuotas de poder? El tema es toral para un partido en el que hoy, adolece de cuadros y simpatía dentro y fuera de él mismo. Atentos. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.