• Regístrate
Estás leyendo: Cuando Taibo denunciaba a Napo
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 22:41 Hoy

Verdad amarga

Cuando Taibo denunciaba a Napo

Enrique Sada Sandoval

Publicidad
Publicidad

Una de las múltiples tendencias—manías por así decirlo—de la mal llamada izquierda mexicana lo son la ignorancia histórica crasa y la conveniente y selectiva desmemoria.

En el primer caso se entiende y solo hasta cierto punto, pues su psique se encuentra contaminada por los mitos de la “historia oficial” que como “enseñanza pública” (adoctrinamiento vil) les impuso el sistema político mexicano “revolucionario” al cual pretenden combatir.

En el segundo, en cambio, por lo que respecta a la conveniente y selectiva desmemoria, lo que queda en evidencia es un vicio de carácter y una falta de integridad, porque constituye una elección personal a conveniencia; esto es, ya por hambre, miedo o simple oportunismo.

Luego que Raymundo Rivapalacio expusiera, en su columna en El Financiero, de manera tan clara la culpabilidad de un personaje tan nefando como Napoleón Gómez Urrutia, después que Andrés Manuel López Obrador le ofreciera una senaduría plurinominal, para garantizarle impunidad, viene a la mente nada menos que la obra del escritor y cuentista Paco Ignacio Taibo II sobre dicho personaje.

Taibo, en 1997 publicó Insurgencia mi amor; libro donde señala como Napoleón Gómez Urrutia destrozó literalmente un movimiento obrero en el interior de una planta correspondiente a este mismo sector, patentado desde el fraude perpetrado por él mismo en contra de los mineros de Cananea—esto es, muchos años antes que quedara en evidencia su responsabilidad en la tragedia de Pasta de Conchos, en Coahuila—y el daño criminal que este personaje, como dinosaurio priísta y beneficiario del charrismo sindical, ha infligido en contra de la vida, la seguridad y la dignidad de los mineros y sus familiares desde entonces.

Ahora, años más tarde, como miembro activo de MORENA y justo cuando su candidato y líder ha premiado con impunidad—otorgándole una senaduría plurinominal—al mismo delincuente a quien denunciaba en su obra, Taibo guarda ominoso silencio: a fin de cuentas, vivir fuera del presupuesto es vivir en el error.


enrique.sada@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.