• Regístrate
Estás leyendo: El recuento de lo sucedido
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 05:30 Hoy

En voz alta

El recuento de lo sucedido

Enrique Acevedo

Publicidad
Publicidad

Se termina el año y con los últimos días del calendario enfrentamos el inevitable recuento de lo sucedido.

El universo musical perdió algunas de sus más grandes estrellas. Despedimos a Prince, Bowie, Leonard Cohen, a George Michael y en México al gran Juanga.

Se fueron Muhammad Ali, Fidel Castro, la mujer galáctica Carrie Fisher y el hombre cohete John Glenn.

Vimos el poder de la protesta pacífica en Standing Rock y también el poder del odio en el club nocturno Pulse de Orlando.

Se cumplieron más de cinco años del conflicto armado en Siria. Más muertes, más desplazados y más destrucción sin que se vislumbre una solución pacífica a la que será recordada como la peor crisis humanitaria de esta generación.

El cuidado del medio ambiente y la migración se afianzan como los grandes retos de la humanidad sin que existan grandes planes para superarlos. Incluso el acuerdo de París tambalea ante la posibilidad de que Estados Unidos, el principal emisor de contaminantes en el mundo, retire su apoyo.

Los tentáculos del terrorismo tocaron capitales en Europa, Asia, África y América, estamos más conectados y, a la vez, más enfrentados que nunca.

La información llega a todos los rincones del planeta pero, como advertía Mark Twain, la verdad sigue amarrándose las agujetas mientras la mentira da la vuelta al mundo.

Así, Reino Unido se despidió de la Unión Europea con el voto a favor del brexit y, luego de una larguísima y hostil campaña, Estados Unidos eligió a Donald Trump como su presidente.

Y aunque Colombia se dio la oportunidad de transitar por el camino de la paz, el acuerdo estuvo marcado por su rechazo inicial a través del plebiscito organizado a principios de octubre.

En suma 2016 deja un saldo negativo, pero, como ocurre en la adversidad, deja también una gran lección: en la vida importa lo que hacemos, pero importa mucho más lo que por desidia o cinismo dejamos de hacer.

Es necesario tomar un rol más activo en la confección del mundo que queremos y no puedo pensar en ningún lugar donde esta participación cívica sea tan importante como en México, arranquemos nuestra historia de las manos de quienes representan la peor versión de lo que somos, hagamos de este un propósito compartido para el nuevo año.

Les deseo un feliz 2017.

@Enrique_Acevedo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.