• Regístrate
Estás leyendo: Refinanciar la deuda
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 17:34 Hoy

Intelecto opuesto

Refinanciar la deuda

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

El gobierno de Hidalgo presentó en días pasados a los diputados locales la propuesta para refinanciar la deuda pública del estado en la que se buscan mejores condiciones para poder liquidar un monto de 5 mil 168 millones de pesos.

La Ley de Disciplina Financiera aprobada en la Cámara de Diputados federal en 2016, en su artículo sexto, establece que las entidades federativas deberán realizar presupuestos sostenibles.

Esto implica que los estados ya no podrán financiar su gasto público con deuda sino con ingresos. Según cifras de la Secretaría de Hacienda, desde 2016, cuando entró en vigor la ley, ha disminuido de forma general el monto de la deuda per cápita de los estados.

De acuerdo con los datos disponibles hay al menos cinco entidades con una deuda prácticamente impagable como lo son la Ciudad de México que adeuda un total de 72 mil 911 millones de pesos; Nuevo León, 66 mil 194 millones; Chihuahua, 48 mil 489 millones; Veracruz, 47 mil 036 millones, y el Estado de México, 45 mil 979 millones.

En contraste, las entidades federativas con menores volúmenes de endeudamientos son Tlaxcala, con un saldo en ceros; Querétaro, con mil 400 millones; Campeche, con mil 500 millones; Baja California Sur, con 2 mil 600 millones, y Aguascalientes, con 2 mil 800 millones de pesos.

Hidalgo rebasa la cifra de los 5 mil mdp, superando a su vecino Querétaro por más del doble de deuda, siendo que en la entidad queretana existe un mayor índice de inversión pública, privada y empleos generados en el último año.

Uno de los propósitos del plan de refinanciamiento de la deuda hidalguense consiste en ampliar el plazo de pago, pero aminorar su gasto anual y el cobro de intereses; esto es, de acuerdo con la presentación que se hiciera en días pasados a legisladores en el estado, que podría Hidalgo sostener un pago de deuda hasta por 40 años con un plazo fijo, con un monto que iría aminorando cada año y sería la única deuda reconocida que se estaría pagando.

Lo anterior, porque de todos fue conocido que tras el cambio de gobierno en 2016, en Hidalgo salieron a relucir montos no reconocidos provocados por lo que llamaron “boquetes” en las secretarías y dependencias estatales que sumados a la deuda daban más de 14 mil millones de pesos.

Los diputados locales tendrán una sesión más con funcionarios del gobierno del estado, al parecer esta misma noche del domingo, para que el próximo martes durante la última sesión ordinaria de la actual Legislatura –hay que recordar que se van en agosto y llega la mayoría de Morena en septiembre- sean aprobadas las medidas o el decreto en este caso para el denominado fideicomiso que regulará el nuevo manejo de la deuda pública en el estado.

Habrá que leer bien las disposiciones y letras chiquitas del contrato que están por endosarnos los diputados de una Legislatura a otra ya que no se duda de las buenas intenciones, pero una cosa son seis años de gobierno y otra es no ver nunca el final del pago de una deuda.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.