• Regístrate
Estás leyendo: Las reuniones de Fayad
Comparte esta noticia

Intelecto opuesto

Las reuniones de Fayad

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Apenas unos días después de la entrega de constancia al gobernador electo de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, se dio inicio a un proceso diferente al de anteriores transiciones de poderes en el estado.

Pese a que en el fondo siempre ha sido el mismo tema-proceso en cada cambio de administración, en ésta ocasión quien ha tomado la batuta de su propia embarcación ha sido el mismo Fayad, ganador de la pasada elección para la renovación del Ejecutivo hidalguense.

Pocas o nulas veces en los cambios de un gobierno a otro se pueden generar tantos acercamientos -cuando ni el tiempo de trabajo lo permite- como los que pretende desde ahora quien asumirá el gobierno a partir del 5 de septiembre próximo.

El nuevo mapa político hidalguense, repartido como nunca antes para todas las fuerzas existentes y con registro en la entidad, abre la oportunidad para que quien sea el siguiente conductor de los destinos de la administración pública y la política local pueda tener un margen de maniobra que sirva de puente con colaboradores y partidos; algo que muy pocos logran obtener más por la falta de un entendimiento del contexto en el que se vive o porque no les alcanza el oficio para llegar a dicho objetivo.

¿Qué está haciendo bien Omar Fayad?, ni siquiera ha asumido, o nombrado a nadie en ningún equipo de transición pero ya está encabezando reuniones con diversas fuerzas políticas que participaron en las pasadas elecciones; con candidatos ganadores que al igual que él enfrentarán un panorama adverso tras los primeros residuos de la reforma política.

Primero se reunió con Yolanda Tellería, alcaldesa electa del PAN en Pachuca; a inicios de esta semana con la dirigencia y ediles ganadores de Encuentro Social, ayer con el próximo presidente municipal de Mineral de la Reforma, el panista Raúl Camacho Baños. Y así parece que tendrá en la agenda a todos y cada uno de los actores hidalguenses.

De lo que se han dicho, Omar Fayad ha dejado en claro que va a supervisar los programas, las obras para que cuenten con la calidad que se requiere y que ayudará como próximo gobernador a proveer de presupuesto y recursos a los municipios, además está dejando en claro que va a colaborar con los presidentes municipales sin importar de que partido sean, pero les pidió que sean transparentes y eficientes en su ejercicio.

Si bien no es algo que represente ya una labor oficial al frente de la administración, las reuniones de Fayad con los actores políticos, mismas que se esperan ya de forma natural con el gobierno y funcionarios salientes, son un descanso al ajetreo electoral que trajo consigo la pelea y pugna por espacios; muchos que quedan con el ánimo candente tras las votaciones, no son capaces de sentarse y ver el panorama que más le conviene al estado, y en su oportunidad parece que Omar Fayad demuestra lo contrario, que aprovechará hasta el más mínimo resquicio para poder entablar un diálogo, una negociación, algo que saque a flote y siempre de espacio al político entendedor antes que al intimidador.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.