• Regístrate
Estás leyendo: El huachicol y el campo
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 22:06 Hoy

Intelecto opuesto

El huachicol y el campo

Eduardo González

Publicidad
Publicidad

Los daños provocados a las tierras de cultivos producto de derrames y fugas de combustible o en el peor de los casos, por incendios y tragedias como la ocurrida en Tlahuelilpan, las dejan prácticamente inservibles y sin uso para producir.

El que Hidalgo sea el estado con más tomas clandestinas del país, significa que las zonas por donde atraviesan los ductos resultan también dañada, todas, o la gran mayoría, de propiedad particular o ejidal o de bienes comunales.

La renta de la tierra que por casi 100 años ha dejado dividendos a campesinos y ahora hasta los empresarios, corre riesgo ante los daños producto del huachicol. Una tierra contaminada con hidrocarburo no puede ser remediada en el corto plazo y al parecer ni el largo.

Si a ello le agregamos que pronto se aprobarán y entrarán en vigor los cambios a la Ley de Extinción de Dominio en todo el país, todo terreno o hectáreas de cultivo involucradas en una investigación judicial por el tema del robo de combustible serán decomisadas por las autoridades, prácticamente expropiadas.

De acuerdo al Registro Agrario Nacional, que en Hidalgo dirige Andrés Velázquez Vázquez, se tienen mil 169 núcleos en 83 de los 83 municipios por lo que es casi todo el territorio estatal el que cuenta con superficie para la siembra, una de las actividades primarias en el estado por excelencia.

Dañar directamente al campesino es darle un duro golpe al desarrollo del estado ya que, poniendo de nuevo de ejemplo a Tlahuelilpan, no se puede trabajar la tierra de la cual sobreviven no solo el propietario o los ejidatarios, sino los trabajadores jornaleros, los proveedores, los compradores del producto e incluso los consumidores en zonas de granjas. Toda una cadena de producción afectada.

twitter: @laloflu

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.