• Regístrate
Estás leyendo: La inseguridad se dispara
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 18:30 Hoy

ADN mexiquense

La inseguridad se dispara

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

Una de las políticas públicas que exigen respuesta inmediata de las autoridades de los tres niveles de gobierno son las concernientes al combate a la inseguridad, para devolverle a la sociedad la tranquilidad en las calles, escuelas, espacios públicos y principalmente en sus hogares. No es un tema que se pueda evadir o justificar. Es un problema que por desgracia sigue en aumento.

En el ánimo de la ciudadanía del Valle de Toluca el problema de la inseguridad y la violencia no ha reducido. De acuerdo con estudios de organizaciones civiles y académicas en el primer bimestre de este año la comisión de delitos se incrementó 12 por ciento con respecto al mismo periodo de 2018.

Obvio es muy apresurado hacer una evaluación de la política pública de los gobiernos municipales en torno a este asunto porque llevan los mismos dos meses en funciones que han sido considerados en la percepción ciudadana.

Pero no por ello se justifica que la incidencia delictiva haya aumentado pues es prioridad de las autoridades municipales y estatales revertir estas tendencias con respuestas casi de inmediato porque esperar un mediano plazo para ver resultados es darle a la delincuencia tiempo para reorganizarse y generar nuevas conductas delictivas.

Es importante considerar que la lucha contra la inseguridad no debe tener colores. Las autoridades deben cumplir con su cometido policías eficaces y comprometidas con el servicio a la ciudadanía. Por su parte la sociedad participar en lo que a ella compete para no caer en las manos de la delincuencia.

¿Y porque la sociedad debe participar en el combate a la delincuencia? Es la pregunta lógica que se haría. Pues no cuenta ni con los recursos ni con los elementos para combatir el mal eso le corresponde al gobierno.

Empero la sociedad si tiene responsabilidad y debe coadyuvar a combatir este problema. Porque como ciudadano si bien no se está preparado para enfrentar el mal ni con armas ni con formación policial. Si lo puede hacer si toma medidas preventivas y no consumir artículos de dudosa procedencia. Denunciar los delitos y señalar cuando sea testigo de un acto ilícito al culpable.

No se necesita estar armado ni mucho menos tener una formación de policía para combatir a la delincuencia desde el ámbito social. Se requiere únicamente cumplir la obligación que como ciudadano tenemos y fomentar los valores cívicos y morales.

Si se cumple con este precepto las autoridades: municipales, estatal y federal no podrán tener ninguna justificación en la lucha contra la inseguridad y deberá probar en el corto plazo que sus políticas dan resultados y se le devuelva la tranquilidad a las personas que tienen la esperanza de un día recuperarla.

Todo está en que cada quien haga lo que le corresponde al ciudadano como tal y a la autoridad con la ejecución de acciones que trasciendan y no sean sólo show mediático y justificaciones. Sino acciones eficaces y eficientes. _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.