• Regístrate
Estás leyendo: El desdén por la cultura y el arte
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 12:25 Hoy

ADN mexiquense

El desdén por la cultura y el arte

Eduardo Garduño Campa

Publicidad
Publicidad

“Ni idea de lo increíble que fue la representación del Quijote vencedor de sí mismo. Y lo mejor no me costó un solo peso. Seguramente si me hubiesen cobrado declinaría. Pero ahora que lo he visto pagaría por volver a ver semejante espectáculo lleno de literatura, arte dramático y extraordinario concierto con la sinfónica”.

Palabras más palabras menos fueron las expresiones de estudiantes de la Universitarios y de secundaria, luego de asistir a la presentación de la obra “El quijote. Vencedor de sí mismo”en la sala Felipe Villanueva. Un espectáculo digno de una de presentarse en los mejores escenarios del mundo.

Lamentablemente el desdén por la cultura y las artes ha propiciado que estos eventos artísticos no tengan el auditorio que merecen a pesar de ser extraordinarios y con mucho aporte a la creatividad. Mucha imaginación y con la hermosa combinación de la obra de Cervantes con lo que hoy nos aqueja como sociedad.

Los asistentes a la sala quedaron cautivados por el concierto y la representación teatral magistralmente interpretada por Rodrigo Carrillo Trip y XochitlGalindres. Y soltaron los siguientes comentarios: “Ahora ya conociendo y si me dan a escoger entre pagar por ver el Quijote o ir a un concierto de mi grupo o artista preferido, seguro me inclino por esta belleza.

Y por supuesto no hay punto de comparación entre escuchar a un reguetonero o a un artista de papel que: L’Artesinne Suite de George Biset. Capricho español de Nicoláí-Kórsakov. Don quijote op.35 de Richard Strauss. OvertubreBurlesque de Quichoite de G. Philip Tolemann, Die Entúhrung serial de W.A. Mozart. Marchja eslava de Tchaikovski. Gafaceferefelbiefen de Luis Portillo y teatro de ciertos habitantes.

Por su puesto que no se puede comparar las aportaciones de estos grandes artistas a la música y a las bellas artes con lo que hoy oferta la mercadotecnia para hacer dinero y no cultura y que por desgracia es la que atrapa a las masas.

El quijote ha vuelto después de 400 años de sus grandes hazañas y como siempre más vivo que nunca. Para hacernos para evidenciar lo que no hemos sabido aprovechar para nuestro bien.

“…Nunca antes en la historia de la humanidad hemos tenido tao acceso a la información y entre hahaha y caritas sonrientes nos hemos olvidado de nosotros mismos, de nuestros sueños y de nuestro inmenso poder. Algo que llamamos realidad pareciera que nos rebase determinando caprichosamente nuestro bienestar…”

Es una combinación perfecta entre lo que pasó hace 400 año y lo que hoy estamos viviendo que otros decidan por nosotros y por un supuesto bienestar. Y Remata. “…Nos vemos abrumados por la indolencia, el abuso, la resignación, y la hipocresía. Y entre estas desoladas yanuras. Vemos a lo lejos a un extraño personaje ataviado con armadura, lanza y escudo que viene hacía acá, hacía mí, hacía nosotros, para hacerle frente a los males que hoy nos aquejan, a los mounstros de nuestro tiempo. Si es el señor Don Quijote…”

Bien por la OSEM por este esfuerzo de llevar el arte y la cultura a las mases. Y mejor por los asistentes que serán los mejores promotores de estos eventos que mucho requiere nuestra sociedad que a pesar de la belleza la mayoría desdeña.

De los mounstros de nuestro tiempo escribiremos la próxima semana. _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.