• Regístrate
Estás leyendo: Templete
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 13:57 Hoy

Templete

Publicidad
Publicidad

:Que tras la declinación de Paco Osorio como candidato a la rectoría de la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C) a favor de Salvador Hernández Velez, transcendió que Osorio estará ocupando un cargo al interior del gabinete riquelmista en el rango de una subsecretaría. El cargo no es menor, por cierto, asi que Osorio debe estar más que feliz.

:Que en breve tres ex funcionarios de la pasada administración de Torreón serán llamados por la Contraloria Municipal debido a que existen dudas sobre el uso de algunos recursos federales en algunos programas.

:Que entre la lista destacan Dulce María Pereda Esquerra, ex directora del Instituto Municipal de la Mujer, además de José Elias Ganem Guerrero, ex director de prevención del Delito y Gabriel Calvillo Ceniceros, ex director de Urbanismo, sin embargo ante el error ocurrido por el supuesto faltante de recursos denunciado por la Presidencia Municipal, de Torreón todo puede suceder.

:Que la llegada de Hugo Dávila a las filas del Partido Revolucionario Institucional ( PRI ), de Torreón no es del todo bien vista debido a que algunos (aspirantes) consideran qué hay otros perfiles con mucha mayor trayectoria, sin embargo parece que todo está dicho, ya que este martes fue presentado ante este gremio político este personaje al puritito estilo de la película del Rey León.

:Que quien hizo corajes esta semana fue Luz Natalia Virgil Orona, contralora municipal al buscar imponerse al director de Servicios Administrativos Antonio Loera López en el tema de los sueldos que habrán de tener en los próximos meses los jefes de área de la Presidencia Municipal, al buscar ser ella la que tenga la última palabra en el denominado: “capítulo mil” osea el pago de los salarios de los burócratas.


templete@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.