• Regístrate
Estás leyendo: TEMPLETE
Comparte esta noticia
Lunes , 18.03.2019 / 10:39 Hoy

Templete

TEMPLETE

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Que en el PAN, de Durango las cosas no son sencillas. Ya hay señalamientos sobre “dedos cargados” en contra de Claudia Hernández por miembros del gabinete. Lo que sí es una realidad, es que Carlos México Gamero, desde su cambio en la Coordinación Estatal de Protección Civil hace trabajo de campo en la estructura panista.


Que en el PRI tampoco las cosas funcionan como en el pasado. La entrega de constancia de Arturo Yáñez como candidato a la alcaldía de Durango, se desarrolló en un acto tan pequeño que no faltaron los comentarios sobre de qué solamente se guardaron las formas, pero el apoyo de los sectores no fue tan fuerte para el abanderado. Sólo un grupo de jóvenes y algunas integrantes del ONMPRI ambientaron la entrega.


Que el senador Alejandro González Yáñez con el vuelo del carisma de AMLO y su buena aceptación busca romper a la oposición con su techo de votos para la alcaldía de Durango, incluso ganar. Ya en la campaña a la senaduría alcanzó los más de 250 mil votos tantos como para competir para gobernador, pero siempre será necesario un trampolín. La alcaldía es el peldaño apropiado, por eso, incluso consideran ir sin Morena, una estrategia osada pero necesaria en la carrera de González Yáñez.


Que se dio muy a tiempo la vacuna contra la inestabilidad laboral que hoy padecen entidades como Tamaulipas. En Coahuila, el gobernador Miguel Ángel Riquelme cabildeó la firma de un pacto entre trabajadores, sindicatos y empresarios para cuidar al sector productivo. La medida tiene otro reto, evitar que grandes empresas, en especial las de La Laguna, sean víctimas de organismos que quieren hacerse con el control de los contratos colectivos de trabajo no para mejorar las condiciones laborales de los obreros, sino para llevar agua a su parcela electoral, a costa de la paz y de una mayor creación de fuentes de empleo.


Que por unanimidad el Congreso de Coahuila aprobó el dictamen que reforma la Constitución General de la República para crear la Guardia Nacional, con lo cual el presidente de la Junta de Gobierno, el panista Marcelo Torres Cofiño puede decir que cumplió. Los diputados federales pudieron votar ayer la nueva figura de seguridad nacional ya que los 17 congresos estatales mínimamente requeridos habían aprobado el correspondiente dictamen, pero el presidente Andrés Manuel López Obrador frenó la iniciativa esperando tener la totalidad de los congresos de las entidades federativas en busca de una mayor legitimidad. Qué les cuesta ponerse de acuerdo. 



templete@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.