• Regístrate
Estás leyendo: TEMPLETE
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 23:21 Hoy

Templete

TEMPLETE

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Que un lagunero está ocupando desde ayer el cargo de contralor interno de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión. Se trata de Jorge Torres Castillo, ex secretario de Seguridad Pública en el gobierno duranguense, ex diputado, columnista de Milenio Diario La Opinión Laguna y escritor. Torres Castillo recibió la designación, luego de que dos terceras partes de los diputados votaron a su favor, es decir, que fue una mayoría calificada lo que habla de que el perfil del lagunero convenció. Torres Castillo se vio inmerso ayer mismo en un proceso de entrega-recepción del cargo que venía desempeñando en el órgano electoral que le dio ocupación durante los últimos años. Le espera un gran trabajo, eso es seguro y en especial con los cambios que se han gestado al interior de la legislatura.





Que el alcalde, de Torreón Jorge Zermeño ha tenido que improvisar ante la inesperada decisión de su ex secretaria particular Andrea Salmón de la Dirección de Desarrollo Económico. El edil se equivoca si da por cerrado el caso, pues la iniciativa privada demanda investigar los señalamientos de irregularidades de Salmón y rechaza la fusión de áreas como pretende Zermeño.



Además, los regidores de oposición ya demandaron la comparecencia de los directores involucrados o señalados por Andrea Salmón, quien habría renunciado al puesto en una actitud extraña, porque primero aceptó el cambio de estafeta y luego renunció, para después hablar de las presuntas anomalías en la Ventanilla Universal y porque el tesorero Hernán Sirgo no la dejaba cumplir su función por instrucciones de otros funcionarios.





Que en lugar de negar que existan denuncias sobre el funcionamiento de la Ventanilla Única, el alcalde, por salud, tendría que pensar que quien ventiló el tema fue una de sus ex colaboradoras y no gente ajena a la administración. Es decir, que la denuncia sí existe, aunque no se haya presentado en las instancias adecuadas.





Que en Lerdo muchos aspirantes se han soltado la cabellera y andan “invitando” al respetable votante a que piensen en ellos como la opción más viable para gobernar ese municipio. El pequeñísimo detalle es que no pueden invitar a votar por ellos, porque está prohibido por la ley y se pueden hacer acreedores a multas. Incluso pueden llegar a competir en el proceso electoral y perder por violentar la ley, aunque ganen en las urnas. 



templete@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.