• Regístrate
Estás leyendo: Garra de León
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 06:02 Hoy

Garra de León

Garra de León

Editoriales

Publicidad
Publicidad

Que resulta sospechosísimo que los administradores del Aeropuerto Internacional del Bajío literalmente le dieron el avión a los agentes de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato a quienes les negaron la entrega de los videos del sistema de videovigilancia con que cuenta la terminal aérea lo cual generó dudas, sobre todo por lo delicado del robo en el que delincuentes se apoderaron de 46 millones de pesos.

“Creo que probablemente mañana” o sea hoy, dijeron entregarían el material a la FGE ¡háganos el favor! que resulta evidencia clave para identificar a los responsables del robo del siglo, el tema es que existe también la sospecha de que personal o ex empleados de algunas de las empresas involucradas en mover tal cantidad de dinero pudieran haber participado en el multimillonario atraco, si no entregan los videos, sencillo, una orden de cateo y ya.

Que los que sí se pasaron fueron los de administración del Congreso del Estado, porque bien podrían haber solicitado asesoría de la Secretaría del Medio Ambiente, para su proyecto de plantar los cerca de 500 paneles solares en el lado sur del edificio del Palacio Legislativo.

Sobre todo porque han arrasado con todo, incluidos unos 6 garambullos que son una especie de cactácea protegida… ¿Dónde quedó la preocupación por cuidar y preservar el medio ambiente?, de por sí estamos como estamos.

Que el que andaba de poca tolerancia en la sesión de Pleno de este jueves, fue el diputado presidente de la mesa directiva del Congreso del estado, Juan Antonio Acosta Cano, porque en algún momento de la sesión le reclamó al diputado de Morena, Raúl Márquez Albo, el tomar la voz para hacer oír la respuesta de una diputada, más menos le dijo que él era el presidente, exigió respeto y que no lo interrumpiera.

Contrasta con la actitud, porque hace como una semana al término de la sesión solemne en el viejo Palacio, ahora Museo de los Tres Poderes, jugaba con el diputado Salim Alle, que le recibiría el atril de la tribuna, como si fuera balón de futbol americano, dónde estuvo de sonrisa de oreja a oreja.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.