• Regístrate
Estás leyendo: Velocidad
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 03:11 Hoy

Correr para crecer

Velocidad

David E. León Romero

Publicidad
Publicidad

Marc Davis: “Todo lo que necesitas es todo lo que tienes”



El récord del mundo del maratón se encuentra en manos de Eliud Kipchoge, con un tiempo de 2:01:39 horas, y lo obtuvo el pasado 17 de septiembre de 2018 al cruzar la meta del Maratón de Berlín.

La velocidad es una característica un poco extraña en la vida de los corredores amateurs. En alguna etapa de nuestro desempeño como corredores, particularmente en la inicial, nos parece un atributo irrelevante. En ella, referimos una y otra vez que lo realmente importante no es la velocidad, sino iniciar la carrera y cruzar la meta, independientemente del tiempo que se invierta para lograrlo.

Conforme el tiempo pasa y la experiencia incrementa, la velocidad comienza a aparecer como un indicador más de desempeño. En lo personal, siempre creí que ser veloz era un atributo reservado para un grupo especial y viví resignado a correr a mi ritmo, a un paso cómodo, que me permitía cruzar la meta, pero que nunca abatiría mis tiempos. Así pasaron los días, los entrenamientos y las carreras, el ritmo se repite, por lo mismo nuestros tiempos al momento de cruzar la meta se repiten también.

Hace un par de años, el deseo de correr más rápido me asaltó. Me propuse alcanzar los estándares de velocidad ideales para un corredor amateur y puse manos a la obra. En mi proceso por alcanzar la meta, me di cuenta que la velocidad sí está reservada para un grupo especial de corredores. Ese grupo está compuesto por mujeres y hombres que además de simplemente salir a correr, llevan al límite de su capacidad cada sesión de entrenamiento.

En mi experiencia, la velocidad está directamente relacionada con la forma de entrenar, independientemente de las características y experiencia del corredor. Qué quiero decir. Existen corredores de todo tipo, pero lo que realmente marca la diferencia en materia de velocidad es la estructura de los entrenamientos, la disciplina y rigurosidad con la que se cumplen.

Mi primer maratón lo corrí en el año 2006, en Miami Florida, un evento muy bien organizado, en un ambiente caluroso y húmedo. Crucé la meta en 4 horas y 45 minutos. Recuerdo que por ahí del kilómetro 40, me sentía realmente abrumado y agotado, al extremo de tener dificultad para leer los datos de mi reloj.

Trece años después, me encuentro en los límites de las 3 horas, no he podido romper esa barrera. Bajar mis tiempos de 4:45:00 horas a 3:45:00 se dio prácticamente con la inercia propia de mi constancia. El descenso de 3:45:00 a 3:02:00, se dio gracias a la estructura, intensidad y la frecuencia de mis entrenamientos, mismos que, de solo pensar en ellos me provocan tensión y una especie de angustia.

No sé en qué etapa de tu vida como corredor te encuentres, sin embargo, incluir la velocidad en ella hará tu experiencia muchísimo más emocionante. Piénsalo y anímate, no te arrepentirás.


Abastecimiento. El domingo 10 de febrero se corre el Medio Maratón de Los Cabos 2019, una gran oportunidad de comenzar el año corriendo.




dleonromero@gmail.com

@DavidLeonRomero


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.