• Regístrate
Estás leyendo: San Silvestre no corredor
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 22:55 Hoy

Correr para crecer

San Silvestre no corredor

David E. León Romero

Publicidad
Publicidad

Christopher McDougall. “La razón por la que corremos no es tanto para vencernos unos a otros... sino para estar con los demás”


Seguramente muchos lectores, que también son corredores, están ya listos para cerrar el año corriendo y qué mejor pretexto para hacerlo que, participando en la tradicional Carrera San Silvestre más cercana a su localidad. Dicen que como se cierra el año, el nuevo se empezará, por lo tanto, vale mucho la pena para los amantes de este deporte, ponerse los tenis el último día del año.

Entre esos participantes intentaré estar yo. Correr el último día del año significa mucho para mí; es la forma de realizar un último esfuerzo, de cerrar el año haciendo lo que más me gusta y de sentirme vivo, sano y en plenitud. Es una manera de refrendar un compromiso propio, el de alejarme de aquello que me hace daño y procurar todo el bien posible por mi salud física, mental y emocional. Correr las últimas horas del año es una promesa de no abandonar una actividad que me ha dado estructura, método, disciplina y me ha permitido también, organizar mis ideas, canalizar mis impulsos y descubrir la flexibilidad de mis aparentes límites.

A la San Silvestre usualmente llego en mal estado. El fin de año siempre es complicado para entrenar, pero por lo mismo, este evento se vuelve especial, ya que la gran mayoría participamos en él para festejar y disfrutar, no para competir.

La Carrera San Silvestre se realiza en diferentes partes de nuestro país y del mundo. El ambiente es muy positivo, emotivo y nostálgico, además de ser altamente contagioso, derivado de la sensibilidad que muchos tenemos durante las fiestas decembrinas.

Es una carrera que tiene casi 100 años de antigüedad. Basada en un evento francés, se realizó por primera vez en Brasil el 31 de diciembre de 1925 y de ahí se multiplicó en diversos países. En España, es realmente una fiesta y existen más de 200 carreras simultaneas en diferentes regiones de su territorio, donde la población española se da cita para correr.

En México existen ediciones en varias ciudades, siendo una de las más concurridas la que se organiza en Paseo de la Reforma y el Circuito Gandhi que data de 1994, carrera relativamente joven, muy bien organizada y favorita de los chilangos que no abandonaron la ciudad por las vacaciones.

Y a todo esto… ¿San Silvestre corría? No, San Silvestre no corría. Nació en Roma en el año 270 y la carrera lleva su nombre derivado del santoral católico, no por ninguna otra razón. Silvestre I fue Papa de la iglesia católica en el siglo IV.

Abastecimiento: Se acaba el año. ¿Corriste lo suficiente? Yo no. Enfrenté diversas circunstancias que no me permitieron hacerlo con la seriedad y el tiempo que yo hubiera querido. ¿Propósitos de año nuevo? Claro, seguir corriendo, retarme, encontrar reflexión, calma y oración en cada zancada. Que el próximo año esté repleto de amor, salud, trabajo y por supuesto, muchísimos kilómetros.



dleonromero@gmail.com

@DavidLeonRomero



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.