• Regístrate
Estás leyendo: ¿Serán l@s mism@s?
Comparte esta noticia

Agora

¿Serán l@s mism@s?

Cuauhtémoc Carmona Álvarez

Publicidad
Publicidad

Cuando los muertos votaban, la CTM hacia ganar elecciones y el corporativismo charro de Sindicatos y organizaciones gremiales operaba en favor del PRI, difícilmente perdían elecciones y más en Durango. 

Si algo conocían los del tricolor era la movilización, el acarreo y la contraprestación del voto por la dadiva electorera. No importaba que las carencias siguieran pues el paliativo electorero compensaba el mal gobierno. 

Afortunadamente en la Comarca Lagunera las cosas han venido cambiando paulatinamente y los partidos políticos se encuentran ante una disyuntiva: 

Transformación de fondo o el rechazo, pues el voto se les convierte en blando y las sorpresas los invade ante la ceguera de no reconocer que los tiempos han cambiado y que su voto corporativista los traiciona. 

Todos los partidos están desdibujados y sin liderazgos reales. Todos quieren ser candidatos a algo, pero se olvidan de gobernar bien. En Torreón por ejemplo, todos andan alborotados pero esa, esa es otra historia.

Sin embargo, MORENA para muchos sigue siendo una esperanza en el imaginario colectivo que se enfila a tomar revancha y oportunidad. Todo lo demás serán escenarios simulados donde en la laguna todos los actores son conocidos. 

El sistema es el mismo. La misma escuela, los mismos maestros y alumnos. La diferencia sin duda es romper con ese sistema, con la simulación y con la idea de que “son los mismos o las mismas” como en el caso de Gómez Palacio donde todas las candidatas son conocidas. 

 Y es que la simulación, salvo en las ciencias exactas es imprescindible para formular modelos con resultados esperados. En política sin ética y una sólida base en los principios de bienestar social, la simulación convierte a los políticos en títeres de los grandes intereses. 

Así entonces la simulación, por la propia naturaleza humana (potencializada en el político), tiende a convertirlos en impostores, chantajistas, mentirosos donde la apariencia, la seducción y sobre todo el simbolismo de sustituir la realidad por la ficción los desenmascara y nadie les cree. Recordarán. 

¿Tú le crees a Madrazo? Los retos de quienes aspiran a gobernar los municipios en Durango son muchos; el más importante: 

El impulso al desarrollo económico que está estancado (sin explicaciones del retraso teniendo todas las condiciones para progresar), donde la población rural continua con grandes rezagos y carencias por atender. 

Creerle a un político que simula es imposible, creerle a un político en tiempo electoral es la panacea que debe convencernos a tener fe y confianza de que pueden dejar de ser lo mismo…

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.