• Regístrate
Estás leyendo: El poder degradado en tiempos de canallas…
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 12:00 Hoy

Agora

El poder degradado en tiempos de canallas…

Cuauhtémoc Carmona Álvarez

Publicidad
Publicidad

Las nuevas formas de ejercer el Poder tal y como lo habíamos experimentado (principalmente con administraciones priistas), están cambiandode manera paradigmática y disruptiva por el presidente López Obrador. 

 El modelo en el ejercicio del poder se degradó tanto en México, que nadie detuvo el cambio de rumbo en el País a pesar del dinero de Atlacomulco. 

 
De esta reflexiónrecordé el título del libro: “El fin del poder. Empresas que se hunden, militares derrotados, papas que renuncian y gobiernos impotentes: como el poder, ya no es lo que era” de Moisés Naím (Debate, 2014) académicoy ex ministro en Venezuela antes de la llegada de Chávez. 

 De entrada, en el libro salvo la parte aspiracionalde tener mejores instituciones que garanticen democracias calificadas en un mundo globalizado a semejanza quizás de Suecia o Dinamarca, el autor centra en su texto un problema fundamental: “la degradación del poder: ¿el vaso está medio lleno, medio vacío?”, pregunta que se estarán haciendo quienes ejercen el poder desde hace 33 días. 

 
Pero cómo entender la “degradación” del poder sin antes entender la vida política del País, donde en México el tema de la inseguridad-violencia (por mencionar el más importante), esun problema lacerante heredado de una desarticulada política contra la inseguridad y violencia.Dejaron un cementerio, señaló Alfonso Durazo y no hay quien lo dude, además de miles de desaparecidos. 


Ayer un periódico de circulación nacional encabezó a ocho columnas “Crece ejecuciones con AMLO en 65 %”, título que encierra una entelequia simplista pues nadie en su sano juicio podría evaluar la política del nuevo gobierno en materia de seguridad en tan solo un mes. 

En todo caso, de problemas heredados sin respuesta. 

 
Lo que pasó en el sexenio pasadocomo diría Naím fue la degradación del poder, donde en palabras de Tatiana Clouthier “entregaron un desmadre”, ya que los “micropoderes” de hecho cooptaron estructuras e institucionesal tal grado de humillar y envilecer la seguridad del País. 

 El reto del nuevo gobierno será fortalecer el poder coercitivo del Estado en sus instituciones de Seguridad Publica para combatir los problemas lacerantes en todos los rincones de México. Poner orden al “desmadre”, el gran reto en tiempos de canallas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.