• Regístrate
Estás leyendo: ¿Cambiar la Constitución?
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 21:09 Hoy

Agora

¿Cambiar la Constitución?

Cuauhtémoc Carmona Álvarez

Publicidad
Publicidad

Celebrar la constitución, nos recuerda la aspiración del pueblo a un gobierno democrático y a una sociedad justa que tuvo su epicentro en la revolución de 1910, donde muchos mexicanos como Francisco I. Madero tenían claro que el camino de las armas no era el adecuado, sino el estado de derecho a través de una nueva Constitución. 


Los revolucionarios no empezaron de cero, pues en el siglo XIX después de las guerras de Independencia y en especial gracias a la generación de la Reforma, se dieron el aliento para plasmar en documentos fundadores, la ley que debía regir a la nación. 

En 1914 los mexicanos estaban ya empeñados en no repetir el equivocado camino de la violencia. 


De los enunciados de Morelos en Los sentimientos de la nación, hasta el pronunciamiento del Plan de San Luis, se traza un recorrido en busca de la legitimidad y la legalidad entre 1810 y 1910. En ese año, ya entrado el Siglo XX, Francisco I. Madero señalaba que la Constitución, no podía seguir siendo letra muerta, que había que respetarla y hacerla funcionar.

Madero declaraba en el Plan de San Luis, la vigencia de la Constitución de 1857, y leyes emanadas. Llamó a las armas debido a la cerrazón e intolerancia del régimen de Porfirio Díaz, pero con la conciencia, de que se trataba justamente de hacer respetar las leyes y que el camino de la legalidad y la justicia era el indicado. Llamaba pues a fundar un nuevo orden legal como nación. 


Ayer, celebramos el 102 aniversario de la Constitución de 1917 donde Carranza, como jefe del Ejército constitucionalista preparó el camino de la constitución que hoy tenemos. 

Sin embargo, nuestra carta magna necesita una reflexión profunda e inteligente para adecuarla a nuevos contextos donde reine, la convivencia pacífica entre todos los mexicanos y qué se nos pregunte, qué tipo de constitución queremos. 


El País ha cambiado desde el 01 de diciembre del año pasado, los cambios se antojan lentos pero necesarios, sobre todo, los que entierren el viejo régimen lleno de podredumbre y corrupción. Para eso, estoy convencido es necesario cambiar la constitución y como Lagunero, agregar al artículo 43 un estado más, el Estado de la Laguna, pero esa, esa es otra historia…

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.