• Regístrate
Estás leyendo: ¿Geño quería adueñarse del aeropuerto?
Comparte esta noticia
Lunes , 18.03.2019 / 12:21 Hoy

De buena fuente

¿Geño quería adueñarse del aeropuerto?

Cristina Gómez

Publicidad
Publicidad

Geño también quería “llevarse” a Altamira el aeropuerto de Tampico.

Lo apoyaba el entonces secretario de Comunicaciones y Transportes Juan Molinar Horcasitas, ya fallecido.

El 21 de abril de 2010, el funcionario del gobierno de Felipe Calderón vino a Tampico a anunciar el proyecto.

Se habló de una inversión superior a los 2 mil 500 millones de pesos y de que Altamira sería un puerto único en el país.

Se argumentó que el aeropuerto Francisco Javier Mina estaba inmerso en el conjunto urbano de la ciudad, complicando su desarrollo ordenado y afectando la calidad de vida de los habitantes de Tampico.

Que en Altamira se mejoraría el servicio aeroportuario y se generaría un polo de desarrollo económico.

El Gobierno del Estado iniciaría los procedimientos legales necesarios para obtener los predios donde se instalaría la nueva terminal aérea.

Un fideicomiso se encargaría de desarrollar y vender los terrenos desocupados en Tampico y el dinero obtenido se aplicaría al proyecto en Altamira.

En junio de 2010, cámaras empresariales publicaron en una carta abierta su oposición, pues se lesionaría la economía local.

En septiembre de 2016, se supo que el gobierno estatal devolvería parte de las hectáreas expropiadas para el nuevo aeropuerto.

El Periódico Oficial del Estado publicó la cancelación del acuerdo del 10 de febrero de 2010, que decretaba por causa de utilidad pública la expropiación de 638 hectáreas.

Y es que al no utilizarse para el fin previsto en el plazo de cinco años, Adela Calderón, propietaria de 240 hectáreas, logró se revirtiera dicha expropiación.

El gobierno conservaría la propiedad de los predios indemnizados.

Después de que el exgobernador fue detenido por la presunta compra ilegal de terrenos en el puerto de Altamira, la activista Alicia Barocio pidió aclarar qué sucedió con los otros terrenos en ese mismo municipio, donde se pretendía reubicar el aeropuerto.

Llegar al fondo de cómo se adquirieron, a quiénes y en cuánto se los compraron y quiénes son ahora propietarios. Dijo que “es un secreto a voces que había algo turbio”.

Ayer iniciaron obras de ampliación y remodelación en el aeropuerto de Tampico con una inversión de 200 millones de pesos.

Se habló también de un recinto fiscalizado para el movimiento de carga aérea como proyecto a mediano plazo.

Termina de sepultarse el proyecto de Geño. Querían revivirlo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.