• Regístrate
Estás leyendo: La causa
Comparte esta noticia
Lunes , 18.03.2019 / 21:00 Hoy

Crónicas Chuchianas

La causa

Chucho Meza

Publicidad
Publicidad

Cada vez que tengo oportunidad de trabajar con algún empresario o emprendedor, parte de mi proceso es aclarar las características diferenciadoras de su producto o servicio, la manera en que se mantiene actualizado y la estrategia usada para llegar hasta el cliente ideal y convencerle. Esta es una manera de contextualizar que me permite encuadrar las fortalezas presentes y partir de ahí para construir una estrategia eficaz. Y de vez en vez, cuando se me pregunta para qué quiero saber eso, pongo de ejemplo a Ron Popeil.

Quizá no tengas en el radar el nombre de Ron, pero quiero decirte que es debido a él que tenemos una buena cantidad de infomerciales interrumpiendo de manera recurrente nuestro programa favorito. Es una leyenda norteamericana que desde los años 50 ha estado promoviendo y vendiendo sus productos en la televisión y con ello ha establecido una tendencia en la forma de mercadear todo tipo de aparatos.

¿Hasta dónde estás comprometido con el crecimiento de tu empresa? ¿De qué forma tus acciones directas detonan el desarrollo de tu marca? ¿De qué manera das testimonio de las virtudes de tu producto? ¿Cuándo se le hizo la más reciente actualización? El agua, si se estanca, apesta. Pienso que como emprendedor se debe ser fiel a la causa y siempre avanzar.

Independientemente del éxito de esta intrusiva manera de querernos vender cosas que en realidad no necesitamos, el mérito de Ron es haber perseverado en innovar en tecnología para mejorar procesos en la cocina (esa es su especialidad), y tomar el control de la presentación de esos productos que, incluso hoy, sigue creando, y agregando patentes a su portafolio.

Siempre espero encontrar a alguien inquieto, propositivo y perseverante como Ron. Si tú eres así, de verdad me gustaría tomar un café contigo. ¿Jalas?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.