• Regístrate
Estás leyendo: La mano de piedra de la 4T
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 18:52 Hoy

Duda razonable

La mano de piedra de la 4T

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

Ya los vimos. Aplaudiéndose. Igual que sus ahora lamentables compañeros de viaje lo hicieron tantos años. Bravo, bravo, se dijeron entre ellos.

Contra toda la evidencia, de nuestra propia historia, de nuestra tragedia, decidieron —es un decir— obedecer la orden y aprobaron un batidillo constitucional con mandos revueltos que pone en manos de los militares, más allá de lo que argumenten, la seguridad pública federal. Es decir, nada muy diferente de lo que venimos viviendo desde diciembre de 2006, cuando Felipe Calderón decidió lo mismo y Peña Nieto lo continuó, con los resultados que se han tenido.

En la misma tesitura, el partido mayoritario acompañado de ya veremos quién, también tocará la Constitución para regresar la prisión preventiva oficiosa al menos tres delitos —la versión del Senado traía más y al Senado ha de regresar lo que aprueben diputados.

Valga una aclaración, hoy, cualquiera de los delitos mencionados en la reforma puede tener prisión preventiva, la diferencia es que hoy el Ministerio Público tiene que argumentar al juez por qué, el acusado defenderse y es el juez el que decide. Con la reforma el juez y el presunto culpable salen de la ecuación, a la cárcel todos. A nuestras cárceles llenas de pobres y no sentenciados.

Cito la opinión del ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío: “Estamos por asistir a un lamentable retroceso si se amplía el catálogo de delitos con posibilidades de prisión preventiva. Simplemente se pospone el arreglo del sistema acusatorio en su conjunto”.

Una vez más, la evidencia y nuestra propia experiencia histórica dicen que esto ayuda en nada a prevenir el delito. Eso sí, es muy electorero.

Hay que decirlo: fue el PAN el que sacó a los militares a la calle y fue el PRI el que empujó la Ley de Seguridad Interior.

Pero sí es de asombrarse que un partido y un gobierno que se dicen herederos de quienes se dicen herederos –recuerdo el discurso del Azteca–, antes del segundo mes esté construyendo tal aparato de mano dura, populismo penal, policiaco/militar. A la derecha de algunas derechas. Y que las ponga en la constitución.

Las cosas que se ven en la 4T.

@puigcarlos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.