• Regístrate
Estás leyendo: El machete de López Obrador
Comparte esta noticia
Sábado , 16.02.2019 / 11:59 Hoy

Duda razonable

El machete de López Obrador

Carlos Puig

Publicidad
Publicidad

La notoriedad del más reciente escándalo sobre la renuncia forzada de Daniel Goldin a la dirección de la Biblioteca Vasconcelos, que se acumula a otros en sector de la cultura y la ciencia, tiene que ver, sin duda, con la posición que los temas y sus personajes ocupan en la opinión pública, pero hay que agregar dos cosas: hay muchos otros sectores afectados por la política impuesta por Hacienda y sí, en Cultura se nota más por la historia de la secretaría.

El afán de cumplir a sangre y fuego la promesa lopezobradorista de adiós a los eventuales, a los trabajadores de confianza, a los de honorarios, solo respeto a los sindicalizados de base se ha traducido en un recorte hecho con un machete que no distingue y afecta la calidad y la eficiencia del gobierno. Y nada tiene que ver con los sueldos, sino con los puestos y las funciones.

Se está aplicando un recorte a machetazos sobre un aparato distorsionado, con muchísimas aristas y matices.

Hay que decir que desde el 95, las plazas “de base” del gobierno no han crecido, en muchos casos han disminuido. La burocracia, sin embargo, ha aumentado. Cada sexenio, cada presidente, cada secretario tenía sus planes, sus prioridades —y sí, sus transas y amigos—, la demanda de servicios y la población crecieron; buena parte de esto se hacía con trabajadores contratados por fuera, es decir, honorarios, contratos eventuales, en código Hacienda, capítulo 3000. Sin protección social alguna, renovados año con año. En casos como la Secretaría de Cultura, que proviene de un organismo nacido en aquellos años, y frente a la negativa de crear nuevas plazas, la inmensa mayoría de los servidores públicos cobraban así.

En el sector salud, por ejemplo, los institutos nacionales están en graves problemas porque buena parte de sus doctores, eminencias muchos, estaban ahí con contratos eventuales y por honorarios que hoy son como el diablo para Hacienda. Así anda el SAT con notificadores, por ejemplo, y muchas dependencias con todo tipo de peritos técnicos.

Ayer, en reunión general de gabinete, López Obrador no solo apoyó lo que está sucediendo sino exigió ahorros por 150 mil millones de pesos por esta vía.

Más machete para curar un paciente enfermo que requería de bisturí. Así quedará.


@puigcarlos





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.