• Regístrate
Estás leyendo: Línea 3, ¿nadie pagará los platos rotos?
Comparte esta noticia
Lunes , 20.05.2019 / 21:44 Hoy

Sin pedir audiencia

Línea 3, ¿nadie pagará los platos rotos?

Carlos Martínez Macías

Publicidad
Publicidad

Aunque la Línea 3 todavía no está concluida, el proyecto ha recorrido un rosario de fallas, anomalías, irregularidades, omisiones, pagos indebidos y compras a sobre precio, que terminaron por convertir a la “obra del sexenio” en otro monumento a la impunidad en Jalisco.

Y aunque la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en sus auditorías ha señalado numerosas observaciones a la forma como se llevaron los trabajos, una atención especial merecen la empresa encargada de la asesoría y administración de la obra (Project Management) y las compañías responsables de la supervisión de los viaductos y el túnel.

Mediante el contrato GCONS/SPS/27/2014, Senermex, Ingeniería y Sistemas, S.A. de C.V., fue elegida para realizar las tareas de “asesoría técnica especializada (Project Management) para el proyecto de construcción de la Línea 3 del Tren Ligero de Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque”.

El monto señalado fue por 707 millones 600 mil pesos y comenzaría su labor tras la firma del contrato el 7 de octubre de 2014, con un plazo de término de los trabajos de mil 280 días naturales, lapso que se cumplió en abril de 2018.

Un mes antes de que se venciera el término, el 15 de marzo de 2018, el Sistema del Tren Eléctrico Urbano (Siteur) firma con Senermex otro contrato, el CONS/CONV/MOD/017/2018 por “trabajos extraordinarios y complementarios a los servicios de asesoría técnica especializada (Proyect Management) para la ampliación del Sistema de Tren Eléctrico Urbano en la Zona Metropolitana de Guadalajara que no se encontraban dentro del alcance inicial y son requeridos durante la ejecución de las obras de la Línea 3”.

El monto esta vez fue por 190 millones 057 mil 320 pesos y el plazo fue de 235 días contabilizados a partir de la conclusión del primer contrato (abril de 2018), lo que en teoría debería haber concluido en diciembre de 2018.

Para la supervisión de los trabajos de construcción del viaducto 1 entre Periférico-Zapopan y Federalismo, 7 estaciones elevadas y adecuación urbanística, la empresa ganadora fue DIRAC, S.A.P.I de C.V. según contrato DGTFM-35-14 con la SCT.

El monto por la supervisión y control de las obras de este viaducto fue por 142 millones mil 102 pesos y 21 centavos.

La supervisión de la construcción del viaducto 2 entre Plaza de la Bandera y Central Camionera y 6 estaciones elevadas, fue para Cal y Mayor Asociados, S.C. según contrato Contrato DGTFM-49-14 por 100 millones 996 mil 198 pesos con 78 centavos.

Y para el túnel, la empresa que supervisaría las obras era Lumbreras y Túneles, S. A. de C.V. según contrato DGTFM-41-14 por 231 millones 737 mil 780 pesos con 17 centavos.

En total las tres firmas responsables de supervisión firmaron contratos por 474 millones 735 mil 81 pesos con 16 centavos; mientras que la empresa que tenía la gerencia y supervisión general de toda la obra, Senermex, obtuvo dos contratos por 897 millones 657 mil 320 pesos con 92 centavos.

En total, las cuatro compañías directamente involucradas en asegurar la correcta marcha de los trabajos, habrían obtenido contratos por mil 372 millones 292 mil 402 pesos con 8 centavos.

No obstante, esta labor parece haber pasado de noche. La Auditoría Superior de la Federación, encontró pagos indebidos, materiales fuera de norma, compras a sobre precio, material reportado y no utilizado, vigas pagadas en dos ocasiones, neoprenos defectuosos, desvíos millonarios por duplicidad de pagos y retrasos en las obras por más de 50 millones de pesos.

Tan sólo en un ejercicio fiscal revisado, la ASF encontró irregularidades por más de 180 millones de pesos.

Sin embargo, los contratos firmados por las citadas empresas supervisoras, establecen fianzas de cumplimiento del 20 por ciento del valor de los contratos y penas de 5 por ciento mensual por retrasos en las obras y hasta ahora la autoridad federal no ha informado de sanciones para las mismas.

Tres botones de muestra: el viaducto 1 debió terminarse el 27 de octubre de 2016; el viaducto 2 el 22 de octubre de 2016 y el túnel con sus estaciones el 1 de marzo de 2017.

Ninguno de los tres contratos se cumplieron en tiempo y forma, no fueron rescindidos y mucho menos exigidos los montos fijados por mora o daños y perjuicios.

Hay un cementerio de platos rotos y la obra de 17 mil 400, pasará a costar más de 32 mil millones de pesos.

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.