• Regístrate
Estás leyendo: Ciencia no, prejuicio sí
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 02:26 Hoy

El asalto a la razón

Ciencia no, prejuicio sí

Carlos Marín

Publicidad
Publicidad

Si la duda (Descartes dixit) es el principio del conocimiento, el GIEI merece un sincero reconocimiento del gobierno de Peña Nieto por poner en entredicho afirmaciones clave de la investigación oficial del caso Iguala, en particular sobre el basurero de Cocula.

Al saber que no habría un tercer periodo de colaboración con las indagaciones (el segundo y último plazo vence el próximo sábado), opiné que la mejor aportación de los expertos independientes fue (¡vaya paradoja!) descalificar ese muladar como sitio de quema de normalistas, lo cual condujo a lo único lógico: la realización de un tercer peritaje altamente calificado que despejara la incógnita.

Por haberlo hecho un equipo en el que participaron, junto con otros cuatro especialistas, la vaca sagrada del mundo en materia de quema de cuerpos humanos (John DeHaan) y el perito de confianza del GIEI (José Luis Torero), quedo pasmado por la fulminante descalificación que los expertos de la CIDH hicieron del informe preliminar que confirmó la hipótesis de la quema de restos humanos en el basurero.

Dinamitaron su mayor éxito, pues.

cmarin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.