• Regístrate
Estás leyendo: El feminicidio no es espontáneo
Comparte esta noticia
Viernes , 22.02.2019 / 02:59 Hoy

Columna de Carlos J. Guizar

El feminicidio no es espontáneo

Carlos J. Guizar

Publicidad
Publicidad

La violencia contra la mujer mata. Asesinan a siete mujeres cada día en nuestro país y dos de cada tres han sido víctimas de un acto violento (ONU Mujeres e INEGI).

Las agresiones contra las mujeres siguen incrementándose, tanto en cifras como en su brutalidad. Es necesario hacer visible lo que está pasando para tomar conciencia sobre la gravedad del problema y cómo nos afecta a todos.

Primero, feminicidios en aumento. En tres décadas asesinaron a 52 mil 210 mujeres pero tan sólo en seis años le quitaron la vida a 15 mil 535 de ellas (Violencia feminicida en México, Aproximaciones y Tendencias 1985-2016).

En muchos casos, por no aumentar las cifras oficiales y a pesar de sufrir una muerte violenta, ésta no se catalogó como feminicidio, lo que no permite tener un panorama real de la violencia que se vive.

Cifras que no concuerdan. Se reportaron 322 casos tipificados como feminicidios por las procuradurías al INEGI en 2015, pero según la información entregada en transparencia, se iniciaron 566 averiguaciones previas por este delito (Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad).

Segundo, ¿dónde están?. En los últimos nueve años, ocho mil 495 mujeres fueron reportadas como desaparecidas (Red Nacional “Todos los Derechos para Todas y Todos”).

En el caso de las adolescentes, los casos se incrementaron 974 por ciento de 2010 a 2014, teniendo más riesgo aquellas jóvenes de entre 15 y 17 años (Proceso, 24/02/2017).

Tercero, el abuso y la explotación. Se registraron 2 millones 696 mil 562 casos de violencia sexual contra mujeres de 2010 a 2015, pero sólo 10 de cada mil agresores fueron consignados al Ministerio Público para iniciarles un proceso penal (HuffPost, 20/10/2017)

La violencia sexual no se queda ahí, da pie a otros delitos. Se calcula que hay entre 50 mil y 500 mil casos de víctimas de trata en México, de las cuales, 93 por ciento son mujeres (Instituto Belisario Domínguez, 2017).

Las más vulnerables. Al año son captados 21 mil menores de edad con fines de explotación sexual, de ellos, 45 de cada 100 son niñas indígenas.
Ser indiferentes, ocultar o minimizar cualquier acto de violencia contra la mujer, agrava las consecuencias y hace que la sociedad se vuelva más agresiva.

La impunidad también mata. A pesar de la cantidad de muertes violentas, sólo uno de cada 10 asesinatos de mujeres fueron juzgados como feminicidios por las fiscalías o procuradurías.

Lastimar a una mujer en cualquiera de sus formas debe castigarse y ser tratado como tal, como un cáncer que daña a todos dentro de una comunidad, que permite que los niveles de agresividad suban y se lleguen a atrocidades como el monstruo de Ecatepec.

Debemos estar conscientes que el machismo, la discriminación y la violencia propician actos feminicidas, son la consecuencia de la inacción, de la indiferencia o la simulación. Por lo que es responsabilidad de todos combatirlos y unirnos para erradicar la violencia contra las mujeres.


@carlosjguizar

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.