• Regístrate
Estás leyendo: Cacahuates para el elefante
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 18:49 Hoy

Del plato a la boca

Cacahuates para el elefante

Benjamín Ramírez

Publicidad
Publicidad

Sobre la mesa de centro yacen tres platos y tres vasos, en los primeros se pueden apreciar rebanadas gruesas de rosca, mientras que los segundos están rellenos de leche. En el pequeño pasillo que conecta la puerta principal y el comedor se encuentran, sobre el piso, seis trastos; dentro de estos se observan, de manera alternada, cacahuates, agua, alfalfa, agua, avena y agua. Todo indica que unas horas antes, los infantes de ese hogar hicieron la tarea, dejar provisiones para sus visitantes, los Reyes Magos. 

La construcción histórica en torno a esta fecha está llena de olores, sabores y recetas, las cuales se combinan, o adecuan, con el país o la región que las ejecutan. Pero también, y de manera más notoria en la actualidad, con las modas y modos que van aconteciendo en ese momento. Para esta época, el deconstruir o fusionar distintas preparaciones se ha convertido en la meta de muchos, es así como el fenómeno de la manteconcha o el convertir cualquier guiso en torta, acapara tanto las panaderías como los sitios de comida para llevar o los puestos callejeros. 

Y es justo en esta fecha que la innovación, la fantasía y hasta la exageración aterrizan en la Rosca de Reyes, de la cual hemos platicado en repetidas ocasiones en este espacio, denotando su simbolismo al momento de ir en busca del Niño Jesús, haciendo alusión a la cacería comenzada por los romanos, y donde el decorado de esta tiene como referencia las joyas de una corona. Y retomando el caso de su decoración nos vemos obligados a analizar una situación, donde pareciera que el uso de ate, higo y pasta de azúcar ya no es del completo agrado de las nuevas generaciones. Dicho suceso se puede ver en la dulcería tradicional mexicana, con sus frutas cristalizadas, ates y tamarindos naturales; comparada con la dulcería contemporánea que, si bien hace uso de saborizantes a tamarindo, chile y altas concentraciones de azúcar, poco se tiene de frutas y texturas naturales. 

Esto último repercute de manera directa en la decoración de la Rosca de Reyes, pues comienzan las sustituciones, que van desde coberturas de chocolate, rellenos de mermeladas y queso suaves hasta la completa transformación del pan en forma de bollos o presentaciones individuales. Sin afán de demeritar dichas propuestas, pensamos que parte fundamental de la alimentación, al menos en el caso mexicano, radica en los mensajes e historias que nos llegan en cada plato. Este espacio considera que tanto las innovaciones como las presentaciones tradicionales tienen la capacidad de coexistir manteniendo el origen y recibiendo las nuevas versiones como parte de la evolución social, así como los niños dejan esa pequeña ofrenda a los Reyes Magos.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.