• Regístrate
Estás leyendo: Protocolo para la atención de la violencia política contra las mujeres en razón de género
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 03:36 Hoy

Democracia para erizos

Protocolo para la atención de la violencia política contra las mujeres en razón de género

Arístides Rodrigo Guerrero García

Publicidad
Publicidad

Esta semana fue presentado el Protocolo para la Atención de la Violencia Política Contra las Mujeres en Razón de Género, en su edición 2017, documento impulsado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Nacional Electoral y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, entre otras instituciones.

El Protocolo enuncia algunos casos emblemáticos de violencia política contra las mujeres, entre los que tenemos el ocurrido en la elección de Sonora en el año 2015, donde fueron colocadas dos mantas en uno de los puentes de la capital, debajo de los promocionales de la candidata. En la primera manta, aparecía la silueta de una mujer embarazada y la leyenda: “Las mujeres, como las escopetas… cargadas y en el rincón”. La segunda manta decía: “La panocha en las coyotas, ¡no en Palacio!”, dando a entender que el lugar de las mujeres no es el Palacio de Gobierno, sino el espacio doméstico; en tanto que su función es procrear, no gobernar.

Asimismo, presenta ejemplos que pudieran parecer menos drásticos, pero no por ello dejan de ser importantes, como el ocurrido en el proceso electoral 2015-2016 para la renovación de la gubernatura en el estado de Puebla, en donde la propaganda oficial del Instituto Electoral del Estado de Puebla señalaba: “El 5 de junio es el día. Elige a tu próximo Gobernador”.

Las mujeres candidatas a la gubernatura de Puebla interpusieron un Juicio para la Protección de los Derechos Político-Electorales del Ciudadano (SUP-JDC-1619/2016), y la Sala Superior ordenó que se retirara la propaganda de promoción del voto.

El protocolo resulta interesante porque se actualiza a partir de tres instrumentos: 1) la Ley Modelo Interamericana sobre Violencia Política contra las Mujeres de la OEA CIM; 2) la Recomendación General No. 35 del Comité de la CEDAW de ONU sobre violencia contra las mujeres basada en el género; y 3) la Jurisprudencia 48/2016 del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En ese sentido, el Protocolo retoma la definición de la Ley Modelo Interamericana sobre Violencia Política contra las Mujeres, la cual en su artículo 3° define a la violencia política contra las mujeres como “cualquier acción, conducta u omisión, realizada de forma directa o a través de terceros que, basada en su género, cause daño o sufrimiento a una o a varias mujeres, y que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de sus derechos políticos”.

Por último, en el desarrollo del Protocolo podremos encontrar las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Cuál es el origen de la violencia contra las mujeres en razón de género? ¿Qué son los estereotipos de género? ¿Cuándo puede hablarse de violencia política contra las mujeres en razón de género? ¿Cómo se detecta la violencia política contra las mujeres en razón de género? ¿Qué tipo de responsabilidades supone la violencia política en razón de género? ¿Quiénes son y qué derechos tienen las víctimas?

Invito a leer y analizar este Protocolo que ya se encuentra disponible en la siguiente página de internet: http://portal.te.gob.mx/sites/default/files/banners/2015/11/protocolo_atencion_violencia_pdf_17455.pdf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.