• Regístrate
Estás leyendo: ¡Sin llorar!
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 07:55 Hoy

Vertebral

¡Sin llorar!

Ángel Carrillo

Publicidad
Publicidad

Se veía venir, nadie quedó conforme: Ni los transportistas, ni el municipio (por el costo político), ni el emergente grupo estudiantil que realizó estudios para comprobar que el “pulpo camionero” ganaba y ganaba bien (sin necesidad de incrementar las tarifas), mucho menos los usuarios que se tuvieron que “recetar” el aumento de dos pesos y además seguir tolerando el pésimo servicio que ofrecen las rutas.

Creo que sería ingenuo pensar que al incrementar los costos de los combustibles, el autotransporte no resentiría el fenómeno. 

Alguien tuvo que asumir la consecuencia, sin embargo, todos podemos salir bien librados del tema, tenemos la oportunidad de ser solidarios y de recapitular, principalmente los concesionarios, porque el hecho de que el municipio no esté en condiciones para ofrecer el servicio, nos vamos a tener que “fletar” en esas horribles “cafeteras” que circulan por las calles, choferes creyéndose dueños de la circulación, malhumorados, con el celular en la mano y maltratando al pasaje.

El municipio tiene toda la autoridad para obligar al gremio transportista de hacer las mejoras necesarias y los propietarios de los camiones están obligados a cumplir con las reglas, así nos educamos todos, así no habría argumentos para rechazar el incremento en los precios, pero por el contrario vemos cómo la situación se presta, incluso, para confirmar la indolencia con la que se mueven las cosas en la ciudad. 

La fotografía se hizo viral en poco, muy poco tiempo: Un jocoso chofer tuvo la grandiosa idea de restregarnos en la cara que finalmente se habían salido con la suya, con “chinola” naranja marcó la nueva tarifa y agregó irónicamente “Sin llorar”... ¿En serio? Ahí la autoridad se quedó sin ser, pasó de largo la burla social y simplemente no actuó, ahí el alcalde Zermeño pudo haber asestado un golpe de legitimidad, pudo haber ubicado el camión y haber cancelado la concesión, pero pues el chofer tuvo razón ¡Sin llorar!

Ahora hay que esperar a que el gremio se “ponga las pilas” y mejore las condiciones de las unidades con o sin el yugo del ayuntamiento y nosotros tomar ejemplo de los estudiantes de la Autónoma de Coahuila Unidad Torreón y protestar, porque no le están regalando absolutamente nada, usted paga por un servicio que debe contar con la mejor calidad.



angel.carrillo@multimedios.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.