• Regístrate
Estás leyendo: ZEE: la incertidumbre
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 13:57 Hoy

Columna de Ángel Aguirre Rivero

ZEE: la incertidumbre

Ángel Aguirre Rivero

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

La concentración económica en el centro y norte del país, históricamente no ha sido una buena fórmula para estados de la región pacífico-sur, como Guerrero y Michoacán. La posibilidad de cancelación a la Zona Económica Especial (ZEE), en la que participan ambos ha prendido los focos de alerta.

Rafael Marín Mollinedo, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, anticipó la posibilidad de cancelar las Zonas Económicas Especiales. El anuncio por sí solo es una señal de la incomprensión de las asimetrías económicas del país y un desdén al pacto federal.

Será en dos meses, cuando la Secretaría de Hacienda concluya el análisis sobre la permanencia del programa. Yo creo que la discusión debería ser en cómo darles continuidad.

Diversos organismos de la cúpula empresarial, legisladores de varias entidades y el gobernador de Campeche han lanzado una alerta sobre los costos económicos y sociales de esta medida.

Lo más sensato tendría que ser fortalecer a los estados y municipios rezagados, el ajuste a la baja en la expectativa de crecimiento lo confirma.

El combate a la pobreza y la desigualdad debe ser visto incluso como un asunto de seguridad nacional; de nada sirve la indignación y la preocupación que se manifiesta todos los días ante las recurrentes tragedias, si no se buscan soluciones de largo plazo, más allá de enviar efectivos policiacos y militares para intentar apaciguar el infierno.

Si el presidente Andrés Manuel López Obrador en su estrategia de combate a la inseguridad plantea atender las causas sociales y económicas de la violencia, es claro que limitar posibilidad del crecimiento económico en estas entidades, agudizaría la espiral de violencia.

El primero de junio de 2016, el Diario Oficial de la Federación publicó el decreto por el que se expide la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales. Dicha legislación tiene por objeto impulsar el crecimiento económico, reducir la pobreza, alentar la provisión de servicios básicos y expandir las oportunidades en las regiones del país que tengan mayores rezagos en desarrollo social, a través del fomento de la inversión, la productividad, la competitividad, el empleo y una mejor distribución del ingreso entre la población. Un buen plan al que se debe dar continuidad.

Del anecdotario:

Me citaron en casa de Carlos Navarrete, quien fungía como dirigente nacional del PRD. Advertía de qué se trataba, antes de que me insinuaran, que solicitara licencia al gobierno de Guerrero. Les facilité las cosas: "quiero comunicarles que he decidido pedir licencia, ante los lamentables acontecimientos de Iguala".

Advertí la sonrisa de Jesús Ortega, Jesús Zambrano y el propio Navarrete, y pude constatar también la llamada telefónica a Gobernación. Así lo intuyo.

–Tomemos un whisky.

Aquello parecía más un festejo que la solidaridad hacia un gobernador emanado de sus filas.

Tomaron la decisión de llevar como sustituto al doctor Rogelio Ortega, quien fungía como secretario general de la UAG. Un año perdido en nuestro querido estado de Guerrero, pero qué importaba si era fácil de manipular.

Después Navarrete llevó el tema de lo que ocurría en Guerrero al seno de la bancada del PRD, mi leal amigo Sofío Ramírez Hernández lo increpó al conocer la noticia y pidió que no se me juzgara por anticipado.

Sumamente molesto Navarrete le contestó: “no senador Sofío, esto no está a discusión, Ángel Aguirre se va porque se va.

Y así también Navarrete poco a poco se fue, se fue y se irá para siempre… La política es así.

* Ex gobernador de Guerrero

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.