• Regístrate
Estás leyendo: Bajo asedio
Comparte esta noticia
Jueves , 21.02.2019 / 06:19 Hoy

La prueba del ácido

Bajo asedio

Andrés Amieva

Publicidad
Publicidad

Cientos de personas marcharon ayer en León en apoyo a Jaqueline, una joven que sufrió un intento de violación cerca de la estación Delta de esta ciudad.

En la Ciudad de México, el sábado, miles de mujeres y hombres marcharon en protesta por los feminicidios, la violencia de género, el abuso y el acoso que sufren las mujeres en el país.

Las mujeres están bajo asedio constante.

Apenas se cumplió el primer mes de 2019 y en México ya se cuentan 133 feminicidios.

Niñas, jovencitas, mujeres y adultos mayores sufren la violencia en todas sus expresiones, que van desde el maltrato psicológico, los golpes, los abusos, hasta el homicidio.

El caso de Jaqueline pudo haberse convertido en un feminicidio más, ya que su agresor le clavó una navaja en el cuello.

Los videos que corren por las redes sociales en los que mujeres denuncian que fueron blanco de ataques o intentos de secuestro se multiplican. Ellas sufren agresiones en las calles, aunque estén muy transitadas y a cualquier hora.

La violencia contra las mujeres siempre ha existido, no es algo nuevo. Sin embargo ahora se denuncia mucho más, está mucho más presente. Nuestra sociedad tiene una gran deuda con ellas.

Ignoro en qué momento se torció esto, y se incrementó la violencia contra ellas.

Esta violencia es un reflejo de lo que pasa en la sociedad, en la familia y en diferentes ámbitos, por supuesto hay que trabajar en la prevención, pero de inmediato hay que evitar que avancen las agresiones y los secuestros de mujeres, en estos casos ya se inmiscuyó el crimen organizado.

Quizás el sentimiento de impunidad hace que los criminales se atrevan a realizar estas acciones contra las mujeres. Es lo que deja tener instituciones corruptas, ineficientes y servidores públicos ineptos, en todos los niveles de gobierno.

Las autoridades también son parte de esta deuda con las mujeres y es necesaria su intervención. Dejar atrás el desinterés que tradicionalmente le han aplicado a estas agresiones.

En la ciudad de León, una empresa automotriz coreana ofrece su ayuda a mujeres que se sientan inseguras en la calle y si están cerca de la sucursal, pueden acudir ahí y les proporcionan transporte seguro a sudestino. Varias empresas hicieron lo mismo.

Estas iniciativas valen mucho y ayudan a mejorar el entorno de nuestra ciudad. Ojalá más empresarios se sumen a estos intentos por proteger a las mujeres.

Es momento de que todos nos sumemos para terminar con este clima de inseguridad que viven las mujeres, se los debemos.

andres.amieva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.