• Regístrate
Estás leyendo: Meade, agresivo
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 14:03 Hoy

Meade, agresivo

Publicidad
Publicidad

La comunicación de José Antonio Meade está dando bandazos. Ojo: no estoy hablando mal de él, del PRI, de sus aliados ni diciendo que lo ame o que lo odie.

Estoy hablando de un hecho. El señor no puede ir a Tabasco a decir que el país está cansado de confrontaciones y descalificaciones cuando el spot que tiene al aire es una invitación a la confrontación y a la descalificación.

Me queda claro que atrás de don José Antonio hay un equipo que le coordina sus comerciales y sus discursos, pero póngase de acuerdo.

Al final dejan a este precandidato como alguien que “igual dice una cosa como dice la otra”. Eso no construye imagen. Eso destruye.

Por si esto no fuera delicado, estamos en un momento en el que la popularidad no se va con los personajes serios, se va con los simpáticos, con los chistosos.

Son precampañas. Pre. ¿Usted cree que desacreditar a los otros políticos le dé un mensaje a los miembros de los partidos para los que está compitiendo Meade?

Eso es material más para las campañas, algo que debería circular en otro momento.

En el remoto caso de que usted no sepa de qué le estoy escribiendo. ¿Cómo es el nuevo spot de José Antonio Meade?

Abrimos con la imagen de un supuesto político, de espaldas, dando un discurso.

Este hombre dice: “En México ya no va a haber más pobres? ¿Y saben cómo le vamos a hacer? ¡Acabando con la pobreza!”

La toma se abre, descubrimos que es algo que está saliendo en un televisor. José Antonio Meade lo estaba viendo y lo comienza a criticar en tono de burla con la expresión: “¡No’mbre, unos genios!”

La bronca es que parece que ni las críticas ni las burlas son algo que se le dé a don José Antonio. Él no es así. Se ve falso, actuado, mal.

Luego comenta: “Dar discursos sobre la pobreza es muy fácil. Lo difícil es apoyar a quienes no tienen lo suficiente, como lo hicimos en Sedesol, donde salieron de la pobreza extrema 2 millones de mexicanos”.

Esta parte del discurso es brillante. Desgraciadamente, como venimos de la agresión, ya no nos la creemos. No se puede pasar de caliente a frío de una manera tan vertiginosa. El texto ya no funciona.

Pero luego viene lo peor, el señor Meade retoma su ataque hacia alguien que no vemos rematando y señalando al monitor:

“Ellos hablan de los problemas, pero no saben cómo resolverlos. ¿Qué prefieres? ¿Gritos y discursos? ¿O experiencia y soluciones reales para tu familia?”

Entra la leyenda “Meade precandidato del PRI a Presidente de la República”. Fin del mensaje.

¿Qué es lo que más destaca aquí? Una mala copia de las dinámicas de comunicación de Andrés Manuel López Obrador.

Los amigos de El Peje se divierten evitando mencionar nombres con lo del “ya sabes quién”.

Aquí, José Antonio Meade, no sus amigos, arremete contra alguien que no vemos, lo cual puede llevar a interpretaciones bastante negativas.

Y volviendo a López Obrador, eso de írsele a la yugular a los demás quedó atrás, es de un Andrés Manuel viejo. El nuevo va por otro lado.

¿Por qué los asesores del señor Meade están copiando al Peje viejo?

¿No se dan cuenta de que están dejando a su precandidato como un hombre agresivo cuando las tendencias van exactamente hacia el lado contrario? ¿O usted qué opina?

¡atrévase a opinar!

alvarocueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.