• Regístrate
Estás leyendo: La crisis de Televisa
Comparte esta noticia
Lunes , 20.05.2019 / 15:50 Hoy

Ojo por ojo

La crisis de Televisa

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Lo que acaba de suceder en Televisa es terrible.

¿De qué le estoy hablando? De la cancelación de la serie que Carla Estrada iba a comenzar a grabar sobre la vida de Silvia Pinal.

¿Y? ¿Qué tiene esto de terrible?

Carla Estrada es una de las productoras que más millones de dólares le ha inyectado a Televisa.

Entre las muchas aportaciones que esta gran creadora de contenidos le ha hecho a esa empresa, podemos decir que la señora fue la productora de la telenovela con mayor rating de todos los tiempos.

Y no lo digo yo. Lo dice Ibope.

Silvia Pinal, por su parte, es una figura fundamental de nuestra cultura popular, uno de los rostros más emblemáticos de Las Estrellas.

Haber cancelado esta serie, cuando Televisa está invirtiendo en otras como la de Pedro Infante, Lupita D’Alessio y El Chapo Guzmán nos dice:

No importa si eres el mejor productor o la estrella más grande. Aquí nadie tiene la certeza de nada. Aquí lo que manda es el dinero.

Y si las películas de los cantantes muertos, las series sobre las personalidades polémicas y las biografías de los narcos generan más rating que las telenovelas sobre las figuras fundamentales, hacia allá es a donde vamos a ir.

Cientos de personas que llevaban meses trabajando alrededor de la bioserie de Silvia Pinal, que jamás cobraron un solo centavo, se acaban de quedar sin empleo. ¿Se imagina usted cómo se sienten?

Sí, ya sé lo que está pensando: eso les pasa por andar regalando su trabajo.

Perdón, pero ninguno de ellos estaba regalando nada. Toda esa gente estaba ahí porque era Televisa, porque creía en Televisa.

Por donde quiera que se analice, esto es malo, una invitación a que Tv Azteca o Imagen Televisión se roben el proyecto inmediatamente, un escándalo.

Y no, ese cuento de que Televisa está en la ruina y de que la bionovela se retomará en noviembre no se lo traga nadie.

¿Por qué? Porque Televisa está invirtiendo verdaderas fortunas en otras cuestiones y porque ni modo de que los más de 500 actores que iban a trabajar en lo de Silvia Pinal se vayan a encerrar en su casa, de aquí a finales de año, sin sueldo, a esperar a que los llamen.

¿Pero sabe qué es lo más triste de esta historia? Que Televisa hizo bien en cancelar esta emisión.

La serie sobre Silvia Pinal nació con un modelo de negocio equivocado, el modelo de antes.

Hoy ya nadie, ni siquiera Televisa, puede producir este tipo de contenidos así, asumiendo la totalidad de la inversión, apostando sin una seguridad.

A menos de que se cometan abusos como los que seguramente se están cometiendo en otros lados, lo que acaba de suceder con Carla Estrada es una advertencia.

Yo que los productores de otros conceptos similares ponía mis barbas a remojar, porque hoy no importan ni los nombres ni las trayectorias.

Lo que importan son los costos y los resultados, como en HBO, como en Netflix y como en todas partes.

Si a ellos les va tan bien como les va es porque saben crear, sí, pero sobre todo porque saben invertir, porque saben hacer negocios.

¿Están todos listos para hacer televisión como se debe hacer en este 2017?

Piénselo porque Televisa, Carla Estrada y Silvia Pinal se repondrán de esto como se han repuesto de muchas otras. ¿O usted qué opina?

¡atrévase a opinar!

alvarocueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.