• Regístrate
Estás leyendo: Es brutalmente hermosa
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 19:48 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Es brutalmente hermosa

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Acaba de suceder algo muy importante en materia de televisión pero para que usted lo entienda necesito que manejemos los mismos referentes. Por favor tome nota.

A principio de la década pasada Argentina era la meca de la creatividad latinoamericana. Todo el mundo peleaba por sus contenidos.

Acuérdese de lo que sucedió aquí con Rebelde, Los Sánchez, Amor en custodia y muchos otros éxitos más.

Después, por diferentes circunstancias políticas, económicas y legales eso se perdió pero esa época en particular era fascinante.

En aquellos mismos años HBO estaba posicionada como lo máximo de lo máximo. No existía otra cosa más para arriba.

Estos grandísimos genios de la televisión premium venían de Sex and the City, The Sopranos y comenzaban a plantear cañonazos como Entourage y True Blood.

Imagínese usted, por favor, la reacción de todo el mundo cuando HBO anunció que iba a hacer series en América Latina.

¡Era la cosa más disparatada del universo! Aquí solo se hacían telenovelas. ¿Series? ¡Por favor!

A mí me lo dijeron en mi cara varios ejecutivos: Eso no va a funcionar. En nuestros países nadie sabe hacer series y nuestro mercado es de pura gente pobre e ignorante incapaz de entenderle a esas cosas.

El caso es que en 2004 HBO fue a Argentina y nos sorprendió a todos con la producción de Epitafios, una magnífica serie de corte policiaco.

Si no la ha visto, véala. Sigue siendo grande. Le va a encantar y lo más fabuloso es que a partir de ahí vinieron Capadocia (México), Hijos del carnaval (Brasil) y muchas otras producciones latinoamericanas que cambiaron la historia de nuestra televisión.

Si no hubiera sido por HBO, por ejemplo, jamás televisoras como Canal Once, Televisa y Tv Azteca se hubieran puesto a hacer series.

Si no hubiera sido por esta iniciativa, hoy no tendríamos la industria que tenemos entre El Señor de los Cielos, Juana Inés, Hasta que te conocí y Las verdades bien cantadas.

¿Por qué le estoy contando todo esto? Porque hoy, 13 años después de Epitafios, la industria está en otro momento igual de fantástico, pero diferente, gracias a los sistemas de distribución de contenidos en línea como Netflix, Clarovideo, Blim y la app de Fox.

¿Qué se hace cuando uno es una marca como HBO? ¿Entrar en pánico? ¿Hacer contenidos como los de Netflix? ¿Caer en la tentación de cambiar?

No, los señores de HBO acaban de hacer algo muy inteligente y que representa una cachetada con guante blanco para todos aquellos que están en la histeria, traicionando su esencia y soñando con destruir a Netflix: volver al origen.

¿Y cuál es ese origen? Regresar a la producción de contenidos premium latinoamericanos, iniciar una vez más con la indiscutible creatividad de los talentos argentinos.

HBO acaba de volver a la estrategia que la colocó en la cima a principios de la década pasada solo que con una nueva serie llamada El jardín de bronce, que nadie se debe perder.

Es brutalmente hermosa, como Epitafios, pero para las audiencias de 2017.

¿Y a qué horas la pasan? ¿Qué días? Ahí está la nota.

A pesar de que el canal HBO transmite esto los domingos a las 21 horas, esto se preestrenó desde antes en HBO Go, el sistema de distribución de contenidos en línea de televisora.

¿Qué significa esto? Que HBO espera repetir en los celulares, las tabletas, las computadoras y los Smart Tv de hoy, lo que hizo con los cables y las antenas directas al hogar en 2004.

La marca se está respetando, las audiencias van a experimentar certeza y al final todos vamos a salir ganando porque, además, El jardín de bronce es exquisita.

No le voy a contar la historia para no arruinarle la experiencia de gozar con esta joya, pero de que la tiene que ver, la tiene que ver.

A mí me emociona porque viene mucho al caso con la cosas que hemos estado viendo en las noticias últimamente y porque está hecha como la mejor de las películas.

Créame que en El jardín de bronce hay unos textos brillantes que nos van llevando con maestría de la adrenalina a lo más desgarrador que usted se pueda imaginar.

Las producción es sublime y no solo está formado por inmensas figuras de la cinematografía argentina como Norma Aleandro (La historia oficial).

Cada actuación es una propuesta que involucra a los jóvenes, a los adultos, a los hombres, a las mujeres. ¡A todos!

Y ni hablemos de la parte de los enigmas porque entonces sí no vamos a acabar nunca de elogiarla.

Por lo que más quiera en la vida, busque ya El jardín de bronce, pero no nada más lo haga en la programación del canal HBO, hágalo en el sistema HBO Go.

¡Ya está disponible hasta en Apple Tv! Consulte a su proveedor de cable o de antena directa al hogar. Consulte las páginas de internet correspondientes.

Esto podría volver a cambiar la historia de la televisión a favor de HBO. ¿O usted qué opina?

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.