• Regístrate
Estás leyendo: Brozo y los zombis
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 03:53 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Brozo y los zombis

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Nadie como Brozo para el análisis, las mesas chacoteras y todo lo que tiene que ver con el humorismo político.

Estoy convencido de que su concepto El mañanero, cuando nació en la radio hace más de 19 años, fue el precursor de muchas cosas importantes que hoy son el eje de la comunicación noticiosa.

Desde la irreverencia, la influencia y las mesas de debate hasta la participación del público, los recursos musicales y pequeños grandes elementos de creatividad escénica.

Muchos programas de radio, televisión e internet no existirían hoy si antes no hubiera habido un El mañanero con Brozo (Víctor Trujillo).

¿Cuál es la nota? Que después de su segunda inexplicable salida de Televisa, El mañanero ha vuelto a la radio y que hoy, gracias a la combinación de radio con cámaras e internet, todo el mundo puede ver esto con absoluta libertad.

Me refiero a la llegada de este proyecto a Aire Libre, una de las mejores novedades de la radio mexicana y al canal que estos señores tienen en YouTube para que usted lo vea en directo o diferido.

No sabe usted qué cosa tan más prodigiosa El mañanero en Aire Libre, porque más que El mañanero de ForoTv, este es como El mañanero original, que las nuevas generaciones no conocieron, enriquecido con todo lo que se puede decir hoy, con todo lo que se puede hacer hoy.

Búsquelo. No va a querer escuchar ninguna otra cosa en las mañanas. Se lo garantizo.



Muerto en vida

Pocas cosas me pueden desconcertar tanto como el fenómeno de The Walking Dead.

Esta serie ya está vieja, su público original ahora es todo menos juvenil, casi no queda nadie del reparto que la vio nacer y la historia no va hacia ningún lado.

¿Por qué sigue funcionando? Tengo la impresión de que aquí, como con las telenovelas, lo que importa es la costumbre, la sensación de certeza que da saber que ciertos días, a ciertas horas, en ciertos canales, vamos a ver a los mismos zombis haciendo lo mismo.

Cada quien está en su derecho de invertir o de perder el tiempo con lo que quiera. A mí lo que me interesa saber es: ¿no se suponía que las audiencias estaban migrando de las telenovelas a las series porque querían un cambio?

Perdón, pero ¿y dónde está ese cambio con The Walking Dead?

¿Qué diferencia hay entre ver una telenovela que se alarga, se alarga y se alarga, y que cambia y cambia de protagonistas, y ver ese concepto que se supone era revolucionario, distinto y de alta intelectualidad?

¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque hoy a las 22:00 se estrena por el canal Fox la segunda parte de la novena temporada de The Walking Dead (anoche se preestrenó en Fox Premium y desde hace varios días en el acceso premium de la app de Fox) y a mí me gustaría que usted viera este lanzamiento para que me diera su opinión.

De que es un capítulo interesante con otro tipo de monstruos (no le voy a vender trama para no arruinarle la experiencia), es un capítulo interesante, pero… ¿por qué le gusta tanto a la gente? ¿Por qué si desde hace mucho es, paradójicamente, como un muerto en vida.


alvaro.cueva@milenio.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.